Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Nacional

Aún en su día, policías no escapan de denuncias por violaciones y abusos

El director Pinzón dejó claro que no tolerará conductas que infrinjan el reglamento de servicio y deshonren el uniforme de la institución

Aún en su día, policías no escapan de denuncias por violaciones y abusos
Retén para detectar delincuentes nocturnos.

El policía panameño celebrará su día institucional el próximo viernes, 14 de abril, que coincide este año con el Viernes Santo. Por ello se ha programado una misa campal en memoria de aquellos compañeros que murieron en cumplimiento de su deber, pero no podrán celebrarlo, pues tendrán que trabajar a tiempo completo en el operativo Semana Santa.

Fue en 1938, cuando la Asamblea Nacional aprobó la Ley 28, instituyendo este día como un reconocimiento a la sacrificada labor de este funcionario público, que sirve y brinda protección a la ciudadanía, aun a costa de su vida, dentro de las filas de un instituto creado en 1904, con el nacimiento de la República.

Son innumerables los casos de uniformados que, compenetrados en la mística del lema "proteger y servir", doblan turnos, arriesgan su integridad y dan apoyo al ciudadano para hacerlo sentir seguro y pueda dedicarse con tranquilidad a sus actividades productivas.

Sin embargo, no faltan algunos miembros de la institución que no honran su uniforme ni el juramento que hicieron cuando ingresaron a sus filas, y son denunciados por diversos ciudadanos afectados por abusos y violaciones de algunos agentes.

Una de estas denuncias escuchadas en RPC Radio es la de un comerciante que trae sus productos del distrito de Chame hacia la ciudad capital. Indica que tres miemros de la Policía de Tránsito de Chame se apostan en la vía Interamericana, y detienen los vehículos, a cuyos conductores les exigen que entreguen parte de sus mercaderías (bananos, plátanos, pixvaes y otros productos), para salvarse de una infracción que no han cometido. En esta ocasión, uno de los afectados citó a un subteniente Guzmán, un sargento Sánchez y un cabo de apellido Ojo como los presuntos abusadores.

Otra denuncia reciente fue la del pescador Aníbal Ibarra, de Boca La Caja, quien fue supuestamente privado de su libertad, torturado con picana eléctrica y luego abandonado en un basurero, por agentes policiales encapuchados de la Fuerza de Tarea Conjunta Águila, anteayer. Según Ibarra, buscaban afanosamente una droga que él, dijo, no portaba.

Al respecto, el director de la Fuerza Pública, Omar Pinzón, ha dejado claro que todo aquél ciudadano que sufra algún tipo de abuso o viuolación de sus derechos por parte de un agente policial, debe acudir a la Dirección de Responabilidad Prtofesional a interponer la respectiva denuncia, enfatizando que no permitirá este tipo de conductan que deshonran la institución.