Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Nacional

El Reporte DeFeo: sí hubo planes para asesinar a Torrijos

Un misterioso informe del Departamento de Justicia, todavía clasificado como ‘top secret', confirma la existencia del plan.

El Reporte DeFeo: sí hubo planes para asesinar a Torrijos
El Reporte DeFeo: sí hubo planes para asesinar a Torrijos

En audiencias a puerta cerrada del Congreso y en los salones de los más altos centros del poder de Washington se hablaba desde 1973 sobre un supuesto plan para asesinar al general panameño Omar Torrijos.

Los rumores cobraron fuerza en junio de ese año, cuando, en momentos en que apenas iniciaba la investigación del caso Watergate, la revista Newsweek denunció que ‘algunos funcionarios de bajo nivel de la Casa Blanca habían estado considerando asesinar al mandatario panameño Omar Torrijos'.

La administración Nixon ‘sospechaba que el general panameño estaba involucrado en el tráfico de drogas'. Además, no estaba ‘cooperando' con las negociaciones del Canal', decía la revista.

¿Era cierta la existencia de ese macabro complot? ¿Quiénes estaban detrás? ¿Habían participado en él algunos agentes de la DEA?

Eso querían conocer los senadores del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado, quienes, solicitaron al procurador general de Estados Unidos, Eduard Levi, que determinara si los agentes de la DEA Philip Smith y William Durkin habían participado en el plan.

EL REPORTE DEFEO

A raiz de esta solicitud, el procurador encargó a Michael DeFeo y a dos otros funcionarios, en marzo de 1975, investigar ‘supuestos fraudes, irregularidades y malas conductas en el DEA durante la administración Nixon'.

Los resultados de sus pesquisas fueron presentados en un misterioso documento, llamado ‘Pursuant to Attorney General's Order No. 600-75, Assigning Employes to Investigage Allegations of Fraud, Irregularity, and Misconduct in the Drug Enforcement Administratrion'.

Cuarenta años después, el reporte todavía permanece clasificado como ‘secreto', disponible solo para un círculo cerrado de funcionarios del gobierno estadounidense.

El documento, según algunos expertos, contiene las claves sobre ‘el espíritu' que guió las conductas y actitudes de la administración de Nixon en su lucha contra las drogas, y confirma los -hasta ese momento ‘alegados'- planes para el asesinato del jefe militar panameño y de su ayudante, el entonces jefe de inteligencia, Manuel Antonio Noriega.

Aunque la investigación realizada por Defeo y sus dos ayudantes no aportó pruebas suficientes para hacer ‘un indictement' -Noriega y Torrijos estaban vivos- el reporte era tan candente que Levi decidió que solo se mantuvieran tres copias clasificadas como ‘top secret'.

El informe fue utilizado para ‘limpiar' la DEA, aseguró su director Peter Bensinger, en 1979.

‘CONFIDENCIAL'

A mediados de 1975, el presidente del Subcomité de Investigaciones, Henri Jackson, pidió copia del informe. Para su sorpresa, el procurador de la nación solo le entregó un reporte ‘sanitized' , es decir, una copia a la cual se le habían eliminado las partes controversiales.

Así quedaron las cosas hasta cuatro años más tarde, cuando, en 1979, el senador Dennis Deconcini, miembro del Comité de Apropriaciones, que debía determinar la cuantía de los fondos a otorgar a la DEA, pidió nuevamente el reporte.

‘He estado tratando de obtener una copia durante una semana pero solo le han dado largas al asunto', denunció Deconcini a la prensa en noviembre de 1979.

De acuerdo con el mismo artículo, el entonces director de la DEA, Peter Bensinger, le señaló que el reporte estaba custodiado por el Departamento de Justicia y que si quería leerlo podía hacerlo en las oficinas de este departamento, donde ya habían acudido otros miembros del Congreso.

De forma agresiva, según trascendió, Deconcini insistió en que se le enviara el documento porque era ‘su responsabilidad leerlo'. Además, advirtió que quería ver la versión completa y no una expurgada.

No hemos podido comprobar si Deconcini llegó a recibir la copia completa. El público general no supo nuevamente del reporte sino hasta junio de 1978, cuando este fue divulgado por (¡no se lo podrán imaginar!) la Iglesia de la Cienciología.

Desde el 3 de julio de 1977, los líderes de la Cienciología y el gobierno de Estados Unidos estaban envueltos en una disputa, a raiz de un redada, en la que 134 agentes del FBI entraron a las oficinas de la iglesia en Los Angeles y Washignton, llevándose miles de documentos de la organización.

Pero L. Ron Hubbard, el fundador del movimiento, entonces todavía vivo, no se quedaría de brazos cruzados.

‘El reporte DeFeo recoge la existencia de discusiones sobre la ‘posibilidad de matar a Mr. Noryega (sic), ‘principal asistente del presidente de Panamá'

Bajo su liderazgo, la iglesia armó un plan de relaciones públicas conocido como ‘Kaos Leak' para difamar al gobierno, disminuir el impacto de las acusaciones ante la opinión pública y crear dudas sobre la autoridad moral del gobierno para acusarla.

De acuerdo con testimonios de Jon Atack, ex miembro de la Cienciología, y autor del libro ‘Piece of Blue Sky', bajo instrucciones de Hubbard, un funcionario del Departamento de Justicia, y parte de la iglesia de Hubbard, se robó el documento y entregó una parte a la revista ‘Village Voice'.

Al parecer el ‘Village Voice' lo utilizó para un reportaje, del cual no pudimos obtener una copia. Lo que sí pudimos conseguir fue una copia de la columna sindicada del reputado reportero y ganador del premio Pulitzer Andrew Jackson, quien tras leer una parte del reporte reveló su contenido en los años 1979 y 1980.

EL REPORTE DEFEO

Según Jackson, el Reporte DeFeo contenía una sección entera dedicada al ‘supuesto plan de asesinato en Panamá'.

En su columna, Jackson revela que uno de los funcionarios de la DEA sospechosos (Smith) negó tener participación en el plan pero sí reconoció su existencia: él mismo, al enterarse de los planes para asesinar a Torrijos, había pasado la información a la CIA, que, a su vez, informó al gobierno de Panamá, donde el plan fue abortado.

Al parecer, el encargado de hacer realidad el plan fue detenido y obligado a confesar. El general se puso furioso y representantes del gobierno de Estados Unidos tuvieron que hacer serios esfuerzos por convencerlo de que se trataba de un asunto aislado y no de un complot del Ejecutivo.

El reporte DeFeo también recogía la existencia de discusiones sobre la ‘posibilidad de matar a Mr. Noryega (sic), ‘principal asistente del presidente de Panamá', y decía que Smith y Durin eran quienes habían propuesto el plan, aunque este, a diferencia del correspondiente a Torrijos, nunca se le tomó con seriedad.

Jackson también revela que él mismo se comunicó con Smith y Durkin para obtener de boca su versión del reporte, a lo que estos alegaron que ‘ni siquiera trabajaban para la DEA en aquel momento' - lo que era verdad, porque la DEA se creó en 1973 y los planes venían de más atrás.

El Reporte DeFeo también recogía 20 alegaciones más, entre ellas acusaciones sobre el uso de técnicas ‘no convencionales' para hacer investigaciones en Panamá.

#################################################

EL REPORTE DEFEO

El reporte fue realizado por personal del Departamento de Justicia

18 DE JUNIO DE 1973

La revista Newsweek habla públicamente de un plan para asesinar a Torrijos y dice que próximamente se hablará del tema en las audiencias del Caso Watergate

MARZO DE 1975

El procurador de Estados Unidos, Eduard Levi pide a su subalterno Michael DeFeo hacer una investigación

AGOSTO DE 1975

Henry Jackson, del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado pide una copia del reporte DeFeo y solo se le da una copia expurgada

JUNIO DE 1978

Un miembro de la Iglesia de la Cienciología roba el Reporte y lo ofrece a la prensa.

1979

El ganador del Premio Pulitzer Andre Jackson ofrece su versión del reporte DeFeo y asegura que incluye confirmación sobre el supuestos planes para asesinar al general Torrijos y al jefe del G2 Manuel Antonio Noriega