Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Nacional

Si fuera el presidente, pediría investigar esos cargos, Mirones

El ex director de la Policía Nacional dice que el ciudadano percibe que hay una intención como de esconder las cosas

Si fuera el presidente, pediría investigar esos cargos, Mirones
Rolando Mirones exdirector de la Polícia Nacional .

Las revelaciones hechas por el mayor Alex Cedeño, quien hasta hace poco comandaba la Unidad de Frontera de la Policía Nacional (PN), en la lucha contra el narcotráfico, al igual que las que ha expresado su abogado Ronier Ortiz, siguen creando más interrogantes y desconfianza en la actual administración de justicia.

En febrero pasado, Cedeño presentó una demanda contra 21 funcionarios de la institución policial y del Ministerio Público, entre ellos, al director general del cuerpo, Omar Pinzón y al fiscal de Drogas, Markel Mora.

Luego, su abogado Ortiz habló del allanamiento realizado por el equipo de Cedeño al edificio en que reside el presidente Varela, en busca de drogas, lo que desató la furia del mandatario y la orden de suspender el operativo. El expediente nunca caminó, señaló Ortiz.

Rolando Mirones, ex director de la Policía Nacional (PN), estima que los últimos acontecimientos le hacen percibir al ciudadano como que existe una intención de esconder las cosas.

"Si a mi como presidente de la República me acusan de estar protegiendo narcotraficantes y terroristas, sería el primer interesado  que pediría que ello se investigue públicamente", señaló, en alusión a los señalamientos del oficial hoy detenido.

A juicio del exdirector policial, los hechos señalados, tanto por Cedeño como por su defensor, son muy graves para ser desechados, y las personas que son acusadas debieran pedir ser investigadas.

Sobre Cedeño destaca que se trata de un miembro de la PN, con una hoja de vida y un proceder intachable, que ha participado en numerosos operativos, por lo que las acciones emprendidas contra él han sido inconsistentes y contradictorias.

Admitió que existe la presunción de inocencia referente a las personas acusadas por Cedeño y su abogado, por lo que ellas deben ser probadas. Sin embargo, le parece difícl que por ser un abogado el que las dice, las haga sin tener las pruebas respectivas.

Mirones es enfático al señalar que el comportamiento que ha tenido la administración de justicia en este caso es incongruente, pues primero se tomaron unas acciones, luego otras, y todo parece como que no se supiera lo que se quiere hacer, lo que llama mucho la atención.

Por ello, insiste en que dentro de las filas de la PN ha causado mucho estupor de lo que se le acusa a Cedeño. Hay miembros que tienen un historial, se les ha acusado unas veces, se ha dicho que tienen sospechas de él, otras no se les ha podido probar. Sin embargo, en el caso de Cedeño nunca pasó así, por su hoja profesional impecable.

"Cuando pertenecí a la PN no conocí situaciones de ese tipo, pero no puedo descartar que hoy se estén dando", precisó el ex director policial. 
En cuanto a las consecuencias de este incidente, sostiene que la imagen del Gobierno ha quedado muy mal parada. Recordó que al mayor se le indaga la noche del 3 de noviembre, algo inaudito. Luego se le envía a a casa y se asegura que no pasa nada, que solo fue algo meramente administrativo. Más tarde se le abre una investigación penal.

"Han sido muchas situaciones irregulares que llevan a sospechar que hay algo de razon en las cosas que su abogado señala", expresa Mirones, quien insistió en que hay que respetar la presunción de inocencia sin señalar a nadie.

No obstante, insiste en que las acusaciones son graves, que no se deben tomar a la ligera y que en cierta medida son comprobables, pero que hay ciertos comportamientos en los que el gobierno no ha tenido la capacidad de manejar el caso. "Solo nos indican que sucede algo, de lo cual nada sabemos".

Muchas inconsistencias

Al caso de Cedeño se suman otras incongruencias en que ha incurrido la administración de justicia panameña.

La más reciente fue el otorgamiento de fianza de excarcelación a los abogados Ramón Fonseca Mora y su socio Jurdgen Mossack, tras habérseles ligado al escándalo de corrupción de la brasileña Odebrecht. El propio Fonseca Mora, otrora ministro consejero del actual mandatario, aseguró que de la constructora habían salido fondos para apoyar la campaña electoral de Varela.

Otro caso que atrajo mucho la atención son las múltiples denuncias que se hicieron contra el actual presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Ayú Prado, quien, pese a que inicialmente se le excluyó de la lista de candidatos a magistrados a la Corte Suprema de Justicia, luego fue designado por ser "el más manejable", según Fonseca Mora.

Anteriormente, la abogada Norma González dejó al descubierto vínculos entre el jefe de Estado y la empresa Odebrecht, a través de una fundación que lleva el nombre de Juan Carlos Varela, la cual aparece como parte de la red que utilizó Odebrecht para manejar los fondos de la corrupción, en el caso denominado "Lava Jato".  A la fecha, el Ministerio Público no ha iniciado investigación al respecto.

No puede obviarse el tema de los contratos del Ministerio de Vivienda, en el programa de Techos de Esperanza, el de Puerto Corozal y otros, que reflejan supuestos vicios de corrupción.