Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Nacional

La escama de pescado como parte de la pollera nacional

Omaira Vásquez convierte las escamas en parte de los tembleques. La historia de una artesana y docente que cumplió un sueño que trasciende las fronteras

Con el interés de crear un producto innovador, para establecer su propia marca y emprender un negocio familiar, Omaira Vásquez comenzó a trabajar la escama de pescado hace 25 años.

El primer ensayo fue un arete sencillo. Ahora es una verdadera joyería la que elabora con sus manos en su pequeño taller dentro de su casa.

La idea de crear un producto que la identificara la llevo a diseñar sus propios modelos de aretes y zarcillos que fue el inicio de su carrera en el mundo de la joyería.

Para crecer en su labor como artesana de la escama de pescado, Omaira sabía que tenía que montar estrategias para poder empoderarse del mercado y competir con un producto que llenara las expectativas y de esta forma brindar un buen servicio a sus clientes.

Creatividad innata

Omaira diseña sus propios modelos. “Los diseños salen de mi imaginación, una creatividad innata, pues Dios me ha dado ese don con el cual puedo producir técnicas originales que han llevado a mi producto a tener una gran aceptación”, comentó.

Las técnicas de Omaira la llevaron a crear desde el más sencillo arete con escamas de pescado hasta juegos que incluyen zarcillos, collares, sortijas, pulseras, prendedores y también exclusivas cabezas de tembleques para adornar la pollera panameña con la nueva innovación de “Swarovski de Cristal legítimo de Austria”, cristales con los cuales luego de darle el acabado perfecto a la escama, manualmente son colocados dándole un toque especial a todas sus creaciones.

“Innovar en este trabajo era necesario”, explicó la artesana. Y agrega que “la escama de pescado en su forma natural me permite darle ese toque original de elegancia para vestir y engalanar la belleza de una mujer, a cada una de mis creaciones le imprimo creatividad y he tenido los mejores resultados con mis clientes”.

La artesana, de origen santeña, luego de vivir por más de 40 años en la ciudad de Santiago ya se siente veragüenses y ha logrado representar esta provincia, con sus artesanías en más de 20 países de sur de América.

Como artesana y docente Omaira, también le ha brindado la oportunidad a sus estudiantes y seguidores de aprender a crear, a exponer sus ideas y ser emprendedores pues lo más importante es poner a trabajar su intelecto y su imaginación para formarse como una persona integral dentro de la sociedad, destacó.

“Para muchas personas la escama es desecho o basura. Yo la he trabajado y me ha rendido buenos frutos, pues soy madre soltera, también soy docente, pero ser artesana me ha ayudado a sacar adelante a mis hijos, hoy día uno es ingeniero agrónomo y el otro arquitecto, me siento muy feliz por eso”, recalcó.

Un taller para crear

“Como artesana y dueña de mi negocio sé que necesitaba un lugar donde crear mis joyas y es por eso que habilité dentro de mi casa un área para mí en donde tengo todo lo que necesito para realizar mi trabajo, es aquí donde produzco e implemento mis técnicas para elaborar las mejores joyas que logran cautivar a mis clientes”.

Es un sencillo taller donde se guardan las herramientas necesarias para producir joyas preciosas, aquí Omaira pone su imaginación a trabajar. “Cada día tengo ideas diferentes y es eso lo que le brindo a mis clientes: productos de calidad con diseños exclusivos”, dijo.

El desafío de la artesana

Para esta emprendedora el trabajo no termina aquí, hay más metas porque su mente no se cansa de crear destacó, tengo un gran desafío y es llevar mis productos fuera de Panamá.

“He visitado países como Chile, Ecuador, Costa Rica, México, Estados Unidos, Puerto Rico, en los cuales tengo algunos clientes, pero ciento que falta más y debo seguir creando, creo en mi capacidad pues tengo vida y salud que Dios me da para seguir produciendo y dando a conocer toda mi creatividad en diseños de joyas aquí en Panamá y porque no a nivel mundial”.

Aporte para Panamá

El Ministerio de Comercio e Industrias (MICI), que tiene como política apoyar al artesano panameño, le ha brindado la oportunidad a Omaira de participar en ferias nacionales e internacionales, logrando de esta forma dar a conocer este producto que se destaca como fina joyería aportando con ello grandes mérito para el país.

Valentín de Gracia, director regional del MICI, destacó que es digno de admirar el trabajo que realiza la artesana Omaira, pues hace un trabajo muy especial con la escama del pescado.

Según el funcionario, este logro deja muy en alto el trabajo artesanal panameño