Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Nacional

Emiratos Árabes advierte promoción de ideologías extremistas

La carta deja claro que los informes de Al Jazeera han cruzado repetidamente el umbral de la incitación a la hostilidad

Emiratos Árabes advierte promoción de ideologías extremistas
Emiratos Árabes advierte promoción de ideologías extremistas

La embajada de Emiratos Árabes Unidos en Panamá hace del conocimiento público la posición del ministro de Estado de Asuntos Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, H.E. Anwar Gargash, en cuanto la abierta y persistente promoción de ideologías extremistas por parte de la cadena Al Jazeera, lo cual insista al terrorismo y pone en peligro la seguridad mundial.

En carta enviada al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, en respuesta a una declaración hecha por el portavoz del alto comisionado el 30 de junio de 2017, el ministro de Exteriores de Emiratos Árabes Unidos subraya que “si bien la protección del derecho a la libertad de expresión reviste una importancia fundamental, esta protección no es absoluta y las restricciones al derecho están permitidas por el derecho internacional para proteger la seguridad nacional y el orden público”.

La carta del ministro también se refería a una declaración hecha el 28 de junio de 2017, por el relator especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, David Kaye, sobre "la demanda de varios gobiernos de que Qatar cierre la red de medios de Al-Jazeera".

"La libertad de expresión no puede utilizarse para justificar y proteger la promoción de las narrativas extremistas", señala la carta. La carta también recuerda la resolución 1624 (2005) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, una resolución histórica que se centraba en mensajes que a menudo preceden a actos de terrorismo y exhorta a los Estados a prohibir y prevenir la incitación a cometer actos terroristas.

La carta reitera que las fuertes objeciones de los Emiratos Árabes Unidos a Al Jazeera no son un desacuerdo en sus puntos de vista editoriales, sino que son una respuesta directa y necesaria a su persistente y peligrosa incitación a la hostilidad, la violencia y la discriminación. A la luz de los alarmantes ejemplos citados en la carta, estas objeciones son legítimas, fundadas y razonables.

La carta hace referencia a la declaración conjunta sobre la libertad de expresión y la lucha contra el extremismo violento adoptada por el relator especial y varios órganos regionales y de derechos humanos, que reconoce que los estados pueden restringir los informes destinados a incitar a la violencia inminente, y donde exista una conexión directa e inmediata entre el reporte y la probabilidad o ocurrencia de tal violencia.

En este respecto, la carta deja claro que los informes de Al Jazeera han cruzado repetidamente el umbral de la incitación a la hostilidad, la violencia y la discriminación, y enumera varios ejemplos de dicho contenido. Poniendo como ejemplo el 18 de febrero de 2008, tras la reedición de una caricatura del profeta Mahoma, Al Jazeera transmitió un discurso del portavoz de las brigadas Salah al-Din en Gaza, en el que se pedía a los musulmanes que "quemaran las oficinas de los periódicos que ofendieron a nuestro profeta y los bombardearon para que las partes del cuerpo volaran ". Dos planes separados para asesinar al dibujante, y el personal del periódico que publicó la caricatura, fueron frustrados más tarde por la policía. Recientemente, la madre y la hermana de uno de los autores del ataque al Puente de Londres, Youssef Zaghba, le dijeron al Times (Reino Unido) que su hijo se radicalizó viendo a Al-Jazeera.

La carta pone de relieve cómo Al Jazeera ha promovido la violencia antisemita mediante la difusión de sermones por el líder espiritual de la Hermandad Musulmana, Yusuf al-Qaradawi, en la que elogió a Hitler, describió el Holocausto como "castigo divino".