Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Nacional

'EEUU extorsiona a sus empresarios y ataca sin justicia la libertad de expresión'

Camilo Brenes exhorta a la población a asegurar a los diarios El Siglo y La Estrella de Panamá, con su respaldo ciudadano

El presidente de la Cámara de Comercio de Chiriquí, Camilo Brenes, denunció el ataque injustificado contra los diarios sancionados por la “Lista Clinton” y exhortó a lectores y “panameños en general” a suscribirse a su servicio informativo para respaldar su importante labor.

“Este es un mecanismo de coacción tomado unilateralmente que además utiliza una especie de extorsión a sus propios empresarios porque castiga a los americanos que hagan negocios con el grupo GESE”, declaró Brenes sobre la prohibición que rige desde hoy para cualquier ciudadano o empresa de EEUU que comercie con los diarios panameños El Siglo y La Estrella de Panamá.

Las multas y hasta cárcel que amenaza a quien contravenga la medida corre a cargo de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que elabora la denominada “Lista Clinton” contra el lavado de activos, y en la que incluyeron hace un año al principal accionista del grupo editorial, Abdul Waked.

“Los estan sitiando de alguna forma y esta es una practica que se hace no solo en ausencia de justicia sino que el corolario grave es que pone en peligro la libertad de expresión y la libertad de prensa, al actual contra un medio de comunicación sin prueba alguna de participación en actividad delictiva alguna”, indicó Brenes

“Nosotros respaldamos la decisión que ha tomado la dirección del grupo GESE de seguir adelante con la publicación y buscar algún tipo de medio alternativo que no los haga tan vulnerables a este tipo de presión”, declaró el empresario chiricano que sobretodo exhortó la población “a fortalecer de la manera más expedita posible la suscripción de los diarios para asegurarle a esta empresa que tiene un respaldo ciudadano a través de sus propios lectores y de los panameños en general”.

Las sanciones, subrayó, “afectan también a un grupo importante de trabajadores que hacen realidad el ejercicio de la libertad de expresión que nosotros tanto valoramos y lo consideremos un ataque artero y ausente de todos los elementos de justicia”.