Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Nacional

El taxímetro, salomónica opción pendiente de acuerdo

La última vez que la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre analizó este tema fue en 2015 y tenía previsto ponerlo en práctica en 2016

La aplicación del taxímetro en las unidades del transporte selectivo continúa siendo un proyecto que se ha quedado solo en papel.

Por el momento, la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) no ha autorizado el uso y cobro de este sistema, informó a La Estrella de Panamá un vocero de la institución.

La propuesta fue analizada por última vez en 2015 y aunque entonces no había un fecha exacta para la implementación, la ATTT analizaba ponerla en práctica a inicios de 2016 debido a que faltaba desarrollar en el dispositivo algunos elementos, como la tarifa por zona, hora del día utilizado, la cantidad de pasajeros a movilizar y el cobro de los días feriados y domingo.

La puesta en marcha de esta herramienta se analiza desde hace más de cinco años y solo el gremio de Taxistas Cristianos de Panamá han realizando las pruebas y mediciones para el uso del taxímetro en la ciudad de Panamá. El plan sería empezar en las zonas urbanas de la ciudad de Panamá y el distrito de San Miguelito, para luego avanzar en las otros sectores del país, pero hasta el momento, todo es un plan que sigue en el papel, pero no está en los planes de la ATTT.

En reiteradas ocasiones, Rafael Reyes, del gremio de Taxistas Cristianos de Panamá, ha explicado que este sistema traerá beneficios para el usuario, pues evitaría los abusos de aquellos transportistas del servicio selectivo que cobran por encima de la norma.

Reyes explica que el aparato no va a marcar cuando esté en movimiento, es decir que el costo de la carrera no debería de aumentar producto de los tranques.

Se imprime un reporte al finalizar la carrera, que tiene el número de placa del vehículo, nombre del conductor, el tiempo del recorrido y el precio de la carrera, lo que además permitiría al conductor realizar declaración de renta y cotizar a la Caja de Seguro Social para obtener una jubilación.

El uso de este sistema implicaría que cada transportista selectivo tendría que adquirir el aparato que, de acuerdo con Reyes, tiene un costo de $350.

A FAVOR DEL SISTEMA

A juicio de los conductores de taxi, la implementación del taxímetro sería una solución al problema del cobro de las tarifas que existe en el sector de transporte selectivo.

Víctor Ramos, representante de la Unión Nacional de Conductores de la Industria Turística, manifestó telefónicamente a La Estrella de Panamá que, de ponerse en funcionamiento esta forma de cobro, se le daría formalidad a la actividad.

Ramos agregó que, con el taxímetro, el usuario o pasajero pagaría por un servicio selectivo y no semiselectivo, como es actualmente.

El dirigente transportista indicó que ve con buenos ojos que se cobre por tiempo y distancia. El aparato emitiría un recibo con el precio exacto del servicio y con este documento, el cliente podría realizar cualquier reclamo.

Según Ramos, a las autoridades no les interesa implementar este tipo de herramientas que brindan un apoyo tanto al transportista como al usuario.

Con este sistema, el transportista pagaría impuestos según los ingresos que genere, como cualquier otra persona natural.

OPINIÓN DE LOS USUARIOS

Por medio de Esperanza Mena, dirigente de la Asociación de Usuarios de Transporte Público, se consigna la posición de los usuarios. Hace falta un análisis que incluya a conductores, usuarios y a las autoridades, ya que en Panamá nunca se ha implementado nada parecido. Mena dice que también haría falta una consulta pública, ya que se deben establecer nuevas tarifas de acuerdo a las zonas.

La dirigente de los usuarios concluyó que se debe dar más información a la ciudadanía sobre este sistema.

En la ciudad de Panamá circulan 42,191 taxis, 4,790 en Colón, 2,819 en Chiriquí y 4,073 en Panamá Oeste.