Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Desabastecimiento de fármacos pone en riesgo a pacientes con VIH y leucemia

Orlando Quintero, presidente de Probidsida, denunció que de 13 fármacos que da la Caja de Seguro Social, hacen falta 5 y los pacientes con leucemia tienen seis meses sin tratamiento

Desabastecimiento de fármacos pone en riesgo a pacientes con VIH y leucemia
Imagen ilustrativa.

En la incertidumbre se encuentran cientos de pacientes de VIH/sida y leucemia de la Caja del Seguro Social (CSS) producto del desabastecimiento de los fármacos para estas enfermedades y temen que se agrave su salud o llegue lo peor, se mueran a causa de la falta de medicamentos.

El médico y presidente de la Fundación Pro Bienestar y Dignidad de las Personas Afectadas por el VIH / Sida (Probidsida), Orlando Quintero, indicó a La Estrella de Panamá que están dando un plazo de 2 a 3 meses al director de la CSS, Alfredo Martiz, para que cumpla con la adquisición de estos medicamentos; de lo contrario, advierte, tomarán acciones como cierre de calles con todos los pacientes de enfermedades crónicas, interponer una demanda ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), debido a que muchas de estas personas pueden morir.

Panamá registra cinco pacientes VIH al día

Según Quintero, de los 13 medicamentos que ofrece el Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid hacen falta 5 y otros dos no pueden utilizarse porque forman parte del coctel de fármacos.

Entre los fármacos que hacen falta se encuentran kaletra, efavirenz, ritonavir, zidovudina y zidovudina + 3TC,  mientras que el darunavir y la saquina no pueden utilizarse porque se necesita del ritonavir, que no hay desde hace cuatro meses.

Lo peor de todo es que, según Quintero, el darunavir y el saquinavir se están venciendo, ya que no se entregan. Solo el darunavir le cuesta a la CSS alrededor de $750 cada frasco.

El 27 de marzo de este año, Quintero se encadenó en la entrada del Complejo Hospitalario Doctor Arnulfo Arias Madrid en protesta por el desabastecimiento de medicamentos para pacientes con enfermedades crónicas. Ante esto, la Contraloría General de la República refrendó $896,767 a la empresa Hasseth y Cia para la compra de atripla, medicamento que es utilizado en la primera línea de tratamiento por el 70% de los pacientes con VIH/SIDA.

La atripla está compuesto por tres fármacos antirretrovirales: efavirenz (no hay en la CSS), emtricitabina y tenofovir. Si en este coctel de medicamentos hace falta uno, no pueden entregárselos a los pacientes.

Si la persona que padece el virus  no recibe el tratamiento, pasa a la condición del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida), en la cual el virus destruye todo el sistema inmunológico, entonces cualquier enfermedad oportunista, como neumonía o tuberculosis, puede ocasionarle la muerte a la persona.

Exigen sanción para proveedores que atrasan la adquisición de medicamentos

Una de las situaciones que provoca esta carencia de medicamentos, según Quintero, se debe a que cada vez que realizan una licitación, la empresa que pierde presenta un recurso de impugnación, lo que retrasa la compra de los fármacos.

Para Quintero, la CSS debe poner un alto a estas empresas imponiendo una sanción económica, ya que arriesgan las salud de miles de panameños que padecen de enfermedades crónicas, porque si los proveedores que impugnan pierden el caso, se van, y quienes quedan mal son los pacientes.

"Ya existe una homologación donde los proveedores aceptan los términos, pero con todo esto continúan con el mismo relajo ... ya basta con esto ... sancionen a estas empresas", señaló enfático el médico especialista, quien admitió que se siente "cansado y frustrado" porque lleva más de veinte años luchando para que mejoren el abastecimiento de medicamentos y la carencia continúa.

Pero esta situación no solo se refleja con los pacientes de VIH /SIDA, también aquellos que padecen de otras enfermedades crónicas. Tal es el caso de Ariel Muñoz, quien padece de seis enfermedades crónicas: leucemia, diabetes, insuficiencia renal, VIH e hipertensión.

Él tiene seis meses que no recibe tratamientos para la leucemia porque no hay en la CSS y al no tomar los medicamentos podrá pasar por una etapa aguda, lo que puede costarle la vida. Se trata de imatinib o glivec (de 400 a 100 miligramos cual logra). Estos medicamentos controlan las células cancerígenas de la sangre, pero al no estar tomándolo, el cáncer avanzará a su fase aguda.

Actualmente, Muñoz se encuentra en la fase crónica en la que el cáncer puede curarse con el tratamiento, siempre y cuando lo continúe.

"Además de no tener medicamentos para el VIH, tampoco hay para tratarme la leucemia", dijo Muñoz.

Para el VIH, Muñoz tiene que tomar un coctel de AZT, raltegravir y kaletra. Dos de estos tres medicamentos hacen falta en el seguro.

Sobre el caso particular de medicamentos retrovirales para los pacientes con VIH, Willian Silen, director Nacional de Logística de la CSS, explicó que ritonavir, lamiduvina, saquinavir, tenafovir y emtricitravina están en el proceso de adquisición por adjudicación, entrega o refrendo.

Silen insistió en que son factores externos relacionados a los registros sanitarios desactualizados de los proveedores que impiden que el proceso se complete en el menor tiempo posible; no obstante, para estos casos se procede con las compras de menor cuantía en las unidades ejecutoras para dar respuesta a la población.