Temas Especiales

24 de Jul de 2021

Nacional

En el limbo, ratificación de Cossú como magistrada suplente

El Gabinete aprobó en abril la designación de Judith Cossú como magistrada suplente sin que haya enviado aún su ratificación a la Asamblea

En el limbo, ratificación de Cossú como magistrada suplente
Ángela Russo es magistrada de la Sala Primera y Cecilio Cedalise de la Tercera.

La administración de justicia puede estar por recibir otra embestida. El Órgano Ejecutivo ha dilatado, por más de cinco meses, el envío del nombramiento de Judith Cossú como magistrada suplente de la Corte Suprema de Justicia a la Asamblea Nacional para que se decida sobre su ratificación.

DESIGNACIÓN Y CRISIS

Ángela Russo y Cecilio Cedalise fueron designado en diciembre de 2015 como magistrados de la Corte

Desde la llegada de ambos magistrados a la Corte se han dado varios cuestionamientos en su contra por sus decisiones.

Un fallo reciente de la magistrada Russo ha revivido la constantes crisis que vive la justicia del país.

Los primeros días del pasado mes de abril, el Ejecutivo parecía decidido a colocar a una mujer que provenía de la carrera judicial como suplente de la magistrada Ángela Russo, en la Sala Civil, y vio en Judith Cossú a la candidata ideal por los 27 años de experiencia impartiendo justicia, desde que comenzó en 1991 como jueza de menores en San Miguelito y desde marzo de 2007 se ha desempeñado como magistrada del Tribunal Superior de Niñez y Adolescencia.

El Consejo de Gabinete acordó nombrar a Cossú el 4 de abril y ese mismo día el presidente Juan Carlos Varela elogió la designación al decir que ‘cuenta con el perfil y la experiencia para enfrentar los importantes retos de la administración de justicia'. Pero de pronto, todo cambió y el gobierno comenzó a dar pasos en sentido contrario.

El primero fue introducir un inusual error en la resolución de nombramiento en la Gaceta Oficial 28256, publicada el 11 de abril. En el encabezado indicaba que la entidad que realizaba el nombramiento era ‘la Corte Suprema de Justicia' y no el Consejo de Gabinete. Según una fuente de gobierno, fue la propia magistrada Cossú que advirtió el error a los asesores legales de la Presidencia de la República, por lo cual se volvió a publicar la resolución de nombramiento en la Gaceta Oficial 28258-A, del 13 de abril, esta vez sin el vicio.

Son desconocidas las razones precisas por las cuáles el Ejecutivo no ha mandado el nombramiento de la magistrada Cossú a la Asamblea Nacional, pues después de haberse perfeccionado su nombramiento es un imposible jurídico revocarlo en el Consejo de Gabinete. La única manera de impedir que se debata en el Órgano Legislativo la designación de Judith Cossú es que la funcionaria renuncie al nombramiento en la Corte Suprema, corriéndose el riesgo de que la causal que alegue también la invalide para continuar en el cargo de magistrada del Tribunal de Niñez y Adolescencia.

Lo único cierto es que, de ser aprobada por la Asamblea Nacional, Judith Cossú sería suplente de la magistrada Ángela Russo, quien ha sido cuestionada por funcionarios y particulares allegados al gobierno debido al fallo del que fue ponente, que concedía al exministro y exviceministro de Seguridad Pública, José Raúl Mulino y Alejandro Garúz, un amparo de garantías que anula parte del proceso que se le seguía por irregularidades en la compra de 19 radares a una filial de Finmeccanica por 125 millones de dólares, durante el gobierno de Ricardo Martinelli.