Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Nacional

Martinelli, con el tiempo en su contra

El equipo legal del expresidente Ricardo Martinelli busca lograr que los procesos contra su cliente ingresen al sistema inquisitivo

El equipo legal del expresidente, Ricardo Martinelli Berrocal, debe jugar con la premura del tiempo para evitar que los  procesos que se le siguen a su cliente recaigan bajo el Sistema Penal Acusatorio (SPA) que entra a regir de manera definitiva para todos los casos a partir del 2018.

La defensa de Martinelli ha adelantado que éste pretende enviar una solicitud de renuncia al Parlamento Centroamericano (Parlacen) en Guatemala, lo que motivaría que sus casos dejen de ser vistos por la Corte Suprema de Justicia y pasen a la justicia ordinaria.

Para que la junta directiva del Parlacen considere la solicitud de renuncia, la documentación respectiva debe ser incluida en la agenda de la reunión convocada para mañana y pasado, es decir 23 y 24 de noviembrea. La solicitud debe ser evaluada en estas fechas y en el caso de aprobada deben otorgar traslado al pleno del organismo.

El riesgo radica en que la recién instalada junta directiva requiere tomar una serie de decisiones internas y administrativas para iniciar funciones, las cuales deben ser consideradas este jueves y viernes, lo que hace que en la agenda exista una serie de temas a considerar, entre esas la conformación de comisiones.

En caso de que la junta directiva apruebe y otorgue prelación a la solicitud del expresidente Martinelli, el pleno podría incluirla en su próxima sesión planaria que está programada para desarrollarse entre el 27 de noviembre y el 1 de diciembre. Gilberto Sucari, miembro y exsecretario general del Parlacen, considera que no habrá inconvenientes en que se  otorgue el pedido de renuncia, si se considera que en su momento Martinelli tildó esta instancia como una “cueva de ladrones”, lo que generó reproches a lo interno del organismo.

En el caso que se haga efectiva la renuncia de Martinelli al  Parlacen, en este momento puede favorecer al expresidente. De lograrse los trámites correspondientes antes de que acabe este año, podría que sus casos pasen a ser procesados bajo el sistema inquisitivo, que es mucho más complejo y lento que el Sistema Penal Acusatorio (SPA) en cuanto a los procedimientos, explicó Juan Carlos Araúz, especialista en derecho procesal.

Pero, si la solicitud del expresidente no se resuelve en este tiempo habrá que esperar hasta el próximo año. Según el calendario del Órgano Judicial, a partir del inicio  del 2018 todos los procesos judiciales deben ser regidos bajo el SPA, recordó  Araúz, lo cual repercutiría también sobre este proceso de los "pinchazos telefónicos" .

Después de las sesiones plenarias que concluyen el 1 de diciembre, “los miembros del Parlacen estarán de vacaciones”,  y no podrán debatir la solicitud del expresidente hasta el 2018, añadió Sucary.

Después de que se oficialice la renuncia, en el caso que se logre hacer antes de que concluya el año en curso, la defensa de Martinelli debe solicitar una audiencia a la Corte Surprema Justicia  para que esta instancia sea declarada impedida para investigar a su cliente y traslade el proceso a la justicia ordinaria.

Tres renuncias en el Parlacen

Martinelli no sería el primer presidente panameño que renuncia al Parlacem para ponerse en manos de la justicia ordinaria. El 16 de julio de 2002, el expresidente Martín Torrijos solicitó su renuncia al organismo después de que el magistrado Abel Zamorano solicitara su llamamiento a juicio para enfrentar un proceso por la supuesta comisión de delito contra la administración pública.

A Torrijos se le investigaba por los supuestos pagos a un grupo de diputados en 2012, cuando era secretario general del Partido Revolucionario Democrático (PRD), para aprobar el Centro Internacional Multimodal y de Servicios (Cemis).

La expresidenta Mireya Moscoso también renunció al Parlacen y propuso retirar la inmunidad a todos los expresidentes, con motivo de la cumbre de gobernantes de Centroamérica, en Guatemala, en 2004.

El Parlacem es cuestionado por los diversos sectores que lo consideran un refugio para políticos y exgobernantes señalados por corrupción en sus países.













La defensa del expresidente de la República, Ricardo Martinelli, busca dar un viraje a los procesos que enfrenta ante la Corte Suprema de Justicia por los "pinchazos telefónicos", al renunciar al Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Sidney Sitton, abogado de Martinelli, dijo que ante la condición de Martinelli en la que se le han violado los derechos del expresidente, la decisión que ha tomado es renunciar a este organismo regional. “Fue una decisión de él mismo tomo luego de que ser asesorado por su equipo legal. Fue una decisión que tomó tras ser expuestos sobre los pro y los contra de esta actuación”, dijo Sitton.

El defensor alegó que esta decisión no se había tomado antes porque se le había dado la oportunidad a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) enmendara su actual. “La CSJ nunca entendió el rol trascendental que tenía por encima de Martinelli. (...) No supo espinarse y procedió a satisfacer caprichos del momento. Estas son las cosas que han llevado al cuerpo legal del expresidente a decidir renunciar al Parlamento Centroamericano”, agregó el abogado en entrevista a un medio de la localidad.

Ante este nueve escenario, dice Sitton, las investigaciones que se adelantan contra el expresidente dejarían de estar en la Corte Suprema de Justicia y deberían pasar a una esfera inferior es decir a un tribunal ordinario bajo el sistema inquisitivo.

Sitton, informó que la renuncia de Martinelli al Parlacen, ya es una decisión tomada y que en los próximos días se presentará un memorial ante este organismo regional en el cual la comunica.

Igualmente esperan que esta decisión lleve a que el caso de Martinelli pase al Sistema Inquisitivo y no sea juzgado por el Sistema Penal Acusatorio.

De la misma manera espera que esta decisión tenga repercusión sobre la solicitud de extradición que hay ante los Estados Unidos y que mantiene al expresidente en prisión.

Martinelli detenido en Estados Unidos desde junio de 2017 espera se resuelva un hábeas corpus

presentado por su defensa para que se rechace lo actuado por el juez Edwin G. Torres quien dio aval a

la extradición pedida por Panamá a EEUU. Hasta el momento, la defensa no tiene notificación de algún

fallo sobre este hábeas corpus que está en manos de la jueza MarciaG. Cooke, de la Corte Federal del

Distrito Sur de la Florida, EEUU.

El expresidente juramentó en el Parlacen el 1 de julio de 2014. Para febrero de 2015, el organismo certificó que el expresidente no contaba con inmunidad, esto en respuesta a una solicitud de las autoridades panameñas que tiene la facultad de investigarlo.