La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Nacional

Empresarios piden mesura por salario mínimo

La falta de acuerdo entre los empresarios y los trabajadores obligó que el Ejecutivo sea el responsable de fijar el piso del salario mínimo.

La Comisión Nacional de Salario Mínimo recorrió todo el país para buscar un consenso.

La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa instó al Gobierno Nacional a tomar en cuenta algunas recomendaciones para la fijación del nuevo salario mínimo que empezará a regir en enero de 2018. La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, por su parte, pide que el nuevo salario mínimo sea acorde con el crecimiento de la economía para el próximo año: 5.2%.

La falta de acuerdo entre los empresarios y los trabajadores en la Comisión de Salario Mínimo obligó que el Ejecutivo sea el responsable de fijar el piso del salario mínimo.

Apede, en sus recomendaciones al Ejecutivo, solicitó salvaguardar los empleos e incentivar la inversión, la productividad y la competitividad de la economía panameña.

Los empresarios aglutinados en Apede ven con preocupación las posibles consecuencias de un aumento de salario mínimo insostenible, luego que no se llegara a un consenso por parte del sector privado y el sector laboral, en la mesa de negociación de la Comisión Nacional de Salario Mínimo.

La Cámara de Comercio asegura que ‘el Ejecutivo debe atender las razones justas de las partes. Y ha de hacerlo sobre la base de proteger las plazas laborales actuales —sobre todo en las empresas más pequeñas— a la vez que promover y hacer posible la generación de mucho empleo para apalancar, de manera real y efectiva, la competitividad que demanda nuestro desarrollo'.

La Cámara advierte sobre el riesgo de proceder favoreciendo medidas de carácter populista, generadoras de un fácil aplauso transitorio, pero de graves y severas consecuencias por tiempo duradero.

Para Apede, en ocasiones anteriores, incrementar el salario mínimo sin tomar en cuenta la situación económica del país ha dado como resultado una notable disminución del poder de compra del pueblo panameño.

Por ello, un aumento desproporcionado del salario mínimo, en este momento, traería consecuencias negativas para el país, como el aumento en la tasa de desempleo, crecimiento del empleo informal que tanto daño hace a la recaudación fiscal, puesto que no representa tributos para el Estado ni está incorporado a la seguridad social y disminución en el poder adquisitivo del panameño.