Temas Especiales

20 de Sep de 2020

Nacional

Minsa suspende uso del fármaco Hidamin 250 mg

La Dirección Nacional de Farmacia y Drogas procedió a la suspensión del registro sanitario hasta completar las acciones de investigación

La Dirección Nacional de Farmacia y Drogas del Ministerio de Salud (Minsa) suspendió el uso del producto Hidamin (Difenilhidantoína Sódica) 250 mg/5ml, solución inyectable, y ordenó retirar del mercado todos los lotes del producto. Así quedó establecido en la Resolución 684 del 16 de noviembre de 2017.

La dirección asumió la decisión después de una comunicación de la Dirección Nacional de Medicamentos de El Salvador, de mediados de noviembre de 2017, que establece una reacción grave del medicamento fabricado por Laboratorios Arsal, S.A., en una recién nacida. La situación fue reportada por el Hospital de Niños Benjamín Bloom de El Salvador, el 29 de septiembre de 2017, dice la resolución.

Según las investigaciones que se adelantan se ha evidenciado que el producto contiene en su fórmula alcohol bencílico, sin autorización de la Dirección Nacional de Medicamentos de El Salvador. Y, según la bibliografía de referencia, el uso de alcohol bencílico en el neonato puede ocasionar graves consecuencias, hasta la muerte del paciente.

La entidad salvadoreña, dice la resolución del Minsa, comprobó que se había exportado a Panamá los lotes A11017, C24517, E19817, G13317, G14317, G14617 y K19817 del producto.

El producto tiene un registro sanitario N° 78728. La Dirección Nacional de Farmacia y Drogas procedió a la suspensión del registro sanitario hasta completar las acciones de investigación con miras a salvaguardar la salud de la población.

Durante tres días, este medio de comunicación intentó, sin éxito, conocer una versión de la Dirección Nacional de Farmacia y Drogas sobre el tema. En la institución se nos comunicó que la directora de Farmacia y Drogas, Lisbeth Tristán, se encuentra en misión oficial fuera del país, que respondería un cuestionario, pero a la hora del cierre de esta edición no habían llegado las respuestas.

Entre otras preguntas, este medio pretendía conocer si el producto había causado reacciones adversas en el país. Lo que sí se confirmó fue la cancelación del registro sanitario, en el mes de noviembre.

El uso de este medicamento es intrahospitalario y está indicado como anticonvulsivante, explicó una fuente ligada a la industria farmacéutica.