La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Nacional

‘Martinelli sigue firme en su posición', Sarasqueta

Quien fuera su jefe de seguridad en Presidencia y hoy lo ha invitado a conformar una nómina presidencial, se reunió la semana pasada con Martrtinelli

A pocos días de cumplir ocho meses de arresto en Miami, Ricardo Martinelli, mantiene su posición: ‘la decisión de regresar a Panamá la tomará él al momento que estime prudente y no sus abogados', así lo afirmó Rodrigo Sarasqueta, quien fuera su jefe de seguridad en la Presidencia de la República.

Sarasqueta informó la semana pasada que se había reunido en la Prisión Federal de Miami con Martinelli, lo que motivó que La Estrella de Panamá lo contactara.

La reunión, contó Sarasqueta, se desarrolló en un frío salón de la planta baja de la prisión. Martinelli vestía el overall caqui que utiliza como prisionero. No había malla, cristal ni nada que los distanciara, aunque estaban vigilados por cámaras de seguridad.

RIGUROSA REVISIÓN

El acceso al centro penal no fue fácil. Primero fue necesario tramitar un permiso para poder visitarlo como abogado y tuvo que cumplir varios requisitos. Presentar una copia del certificado de idoneidad como abogado, su pasaporte, cédula y otros documentos, los cuales debían estar autenticados por el consulado panameño en Miami. Luego, los abogados en Miami debían presentar la documentación ante las autoridades de la prisión. Una vez aceptados, se dio la autorización.

La visita se programó para el jueves 1 de febrero a las ocho de la mañana. Ya en el edificio de la prisión, los trámites también fueron extensos, entre la presentación y revisión de la documentación oficial, luego pasar filtros que incluían exhaustivos cateos, contó Sarasqueta a La Estrella de Panamá .

‘Te revisaban hasta lo más profundo del alma', sin ofender su dignidad de varón, aclaró Sarasqueta.

Entre la revisión de documentos, filtros y cateos, el proceso duró poco menos de una hora.

Cuarenta y cinco minutos después de haber llegado al penal, Sarasqueta tuvo acceso al salón de reuniones. Justo donde vería a Ricardo Martinelli, su mentor político, su exjefe, máximo líder de Cambio Democrático (CD) y a quien ahora está impulsando para que lo acompañe como su candidato a vicepresidente en las elecciones de 2019.

EL ENCUENTRO

Vestido con el overall que usan los detenidos, el exmandatario, identificado con el número 14813-104, descendió desde el piso número cuatro, donde está la celda 27, donde pasa sus días.

Allí se sentó en una de las sillas ubicadas frente a las mesas en las que los abogados atienden a sus clientes. Son diferentes a las que se utilizan para recibir a los familiares que visitan a los detenidos en ese mismo penal.

Las condiciones distan mucho de las de un penal de los que hay en Panamá, pero no deja de ser una prisión, apunta Sarasqueta.

Una de las cosas que le llamó la atención fue la temperatura del penal. El acondicionador de aire está muy por debajo de la temperatura habitual. Según le explicaron, es para evitar la propagación de bacterias, como se hace en los hospitales.

Pero el motivo de la visita estaba. Martinelli se mostró ávido por saber de Panamá, aunque según Sarasqueta, el expresidente recibe a través de sus abogados un informe diario de noticias, sobre todo las políticas y las que se relacionan con CD.

Durante la conversación, el expresidente le hizo una solicitud especial, que le comprara ‘una botella de agua y una barra de chocolate Kit Kat', las cuales adquirió en una máquina dispensadora de snacks. Más adelante, Martinelli le pidió una hamburguesa de las mismas máquinas, ese fue su almuerzo.

DECISIÓN DE MARTINELLI

A pesar del tiempo transcurrido en prisión, según Sarasqueta, Martinelli ‘se ve bien físicamente y está lúcido mentalmente'.

Asegura que sus planteamientos tienen plena coherencia y muestra actos propios de su personalidad. ‘Lo digo yo que trabajé varios años en una oficina frente a la suya', cuando estuvo en la Presidencia, destaca Sarasqueta.

El político añadió que la conversación fue extensa y detallada, que el expresidente le dijo que se va a mantener en prisión hasta que la jueza Marcia Cooke tome una decisión con respecto a su fianza. Aunque ya la fiscalía ha expresado que está en contra de la libertad bajo fianza, Martinelli no ha tomado una decisión, insiste Sarasqueta.

Fue entonces que nuestro interlocutor y enlace con Martinelli ratificó lo que ya se ha divulgado: ‘Martinelli dice que Varela lo quiere matar' y por eso prefiere esperar que le otorguen la libertad bajo fianza en Estados Unidos.

Con respecto a CD, Sarasqueta dice que Martinelli no tiene planes de dejar el partido, y se mantendrá en el colectivo que ideó, fundó y que lo llevó a la Presidencia.