Temas Especiales

26 de Sep de 2020

Nacional

Encuentro amable y cordial de despedida

Horas antes de concluir su misión diplomática en Panamá, el exembajador de los Estados Unidos en Panamá se acercó al empresario Abdul Waked, a quien felicitó por ‘ayudar a salvar los periódicos'

Encuentro amable y cordial de despedida
Ambas figuras coincidieron la semana pasada en un acto.

La noche del pasado jueves, Abdul Waked, dueño del 49% de las acciones del Grupo Editorial El Siglo y La Estrella de Panamá (GESE), se encontró frente a frente con el hasta ese día embajador de Estados Unidos en Panamá, John Feeley.

Fue durante la presentación del libro Gabo periodista edición Panamá, que recoge la obra periodística del escritor colombiano, un acto en el que Fundación Publicando Historia, Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano y Fundación Gabriel Lewis Galindo rindieron tributo al autor.

Fue un saludo cordial, gentil de dos hombres que se conocían muy bien, a pesar de que nunca habían coincidido en un mismo salón.

Ocurrió una vez finalizado el evento. A unas horas de quitarse el sombrero de diplomático, el embajador de Estados Unidos en Panamá se acercó brevemente al empresario para estrechar su mano.

Waked ha vivido uno de los años más amargos de su vida después de haber sido despojado de sus negocios a consecuencia de su inclusión en la Lista Clinton.

Sobre el acercamiento, el abogado Ebrahim Asvat comentó en su red social que había sido ‘‘inverosímil”.

‘Lo felicito por su decisión de ayudar a salvar a los periódicos',

JOHN FEELEY

EXEMBAJADOR DE LOS ESTADOS UNIDOS EN PANAMÁ.

Antes, durante la ceremonia, hubo un momento que arrancó emotivos aplausos de los presentes. Fue justamente cuando el  exvicepresidente, excanciller y empresario Samuel Lewis, recordó la fórmula que liberó a los diarios de un cierre definitivo como consecuencia de las sanciones norteamericanas.

Waked se desprendió del 51% de las acciones de los diarios en forma irrevocable, lo que permitió salvar los trabajos de cientos de colaboradores y el acto se constituyó en un espaldarazo a la libertad de expresión e información.

La audiencia aplaudió casi por un minuto y el diplomático, presente en el acto, se sumó a los aplausos, se inclinó hacia adelante con las palmas juntas. Era casi imposible no percatarse de la escena en la primera fila que compartían Waked y Feeley, aunque separados por varios metros.

Pero cuando Feeley se acercó al empresario, se lo comunicó personalmente. Lo felicitó por su decisión de ayudar a salvar a los periódicos panameños.

Antes de que iniciara el conversatorio sobre Gabo -protagonizado por Jaime Abello, desde Cartagena de Indias; desde Bogotá, la colombiana María Jimena Duzán y desde Puerto Rico, el periodista y editor de la publicación Héctor Feliciano, y el excanciller panameño y amigo de Gabo Jorge Eduardo Ritter- Feeley comentaba a La Estrella de Panamá cómo surgió su relación con García Márquez.

‘Durante mi misión en México, el entonces embajador me encargó que atendiera a ‘Gabo' para tramitar la visa, él también estaba en la lista. Me sentí muy orgulloso de haberlo conocido', indicó.