Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Descentralización y democracia en Los Santos, en investigación

Una entrevista al profesor y sociólogo Bolívar Franco R, catedrático del Centro Regional Universitario de Los Santos, de la Universidad de Panamá, quien presentó recientemente una investigación sobre estos temas, abordados desde hace dos años en la provincia de Los Santos

Descentralización y democracia en Los Santos, en investigación
Descentralización y democracia en Los Santos, en investigación

La descentralización municipal y de los gobiernos locales es una de las tareas pendientes para el desarrollo nacional. Debiera ser pensada desde las particularidades de los territorios y sus poblaciones, involucrando activamente a las comunidades como parte sustancial para la solución de sus problemas mediatos y proyecciones para el desarrollo local a mediano y largo plazo. La descentralización no es un proceso sencillo, ya que pone en evidencia la precaria democracia existente en los procesos de consultas ciudadanas y la insipiente institucionalidad que nos queda. El proceso de descentralización deviene en un contexto de falta de credibilidad de las instituciones y sus actores, por parte de las comunidades.

Por otro lado, la descentralización se convierte en una oportunidad para democratizar los procesos de consulta de planes y proyectos locales que tienen incidencia directa o indirecta en las aspiraciones de bienestar de poblaciones y comunidades, como también, fortalecer y/o instaurar procesos democráticos participativos en que las comunidades pongan en la palestra sus prioridades y problemas cotidianos, que pueden ser resueltos desde los gobiernos locales, así como someter a consulta sus propuestas e iniciativas.

Sobre descentralización, en el marco del XVI Congreso Nacional de Sociología/PRE-ALAS 2018, el profesor y sociólogo Bolívar Franco R., catedrático del Centro Regional Universitario de Los Santos, de la Universidad de Panamá, presentó la investigación denominada: Participación Ciudadana y democracia municipal: una visión desde lo local; la cual viene trabajando desde hace dos años en la provincia de Los Santos.

Dicha investigación empírica aportó elementos importantes para la discusión técnica y programática de la descentralización. El profesor Franco brindó esta breve entrevista sobre la descentralización, democracia y participación ciudadana desde su experiencia como investigador.

LA DESCENTRALIZACIÓN NECESARIA

La descentralización es una necesidad de que los gobiernos locales o municipales desarrollen proyectos y programas acordes con la realidad local, pero además esto se concretiza con la Ley No. 66 de 29 de octubre de 2015, que reforma la Ley No. 37 de 2009, que sienta las bases de la descentralización municipal y del papel que deben desempeñar los ciudadanos organizados en la gestión de proyectos para su comunidad.

Por ejemplo, el artículo 136. De la Ley N° 66 nos dice que: ‘La participación ciudadana es la acción consciente, deliberada, participativa, inclusiva y organizada de la comunidad, con la finalidad de incidir en la formulación, ejecución y evaluación de las políticas públicas y en la auditoría social, procurando de esta manera contribuir a un mejor desempeño de la gestión pública en su respectiva circunscripción'.

En otras palabras, los ciudadanos deben participar no sólo de las elecciones a nivel local, sino también de la gestión de las políticas públicas y supervisar que se cumplan con transparencia.

LOS OBSTÁCULOS DE LA DESCENTRALIZACIÓN

El mayor obstáculo de la descentralización, indica Franco, se encuentra en el desconocimiento de la ciudadanía en cuanto a su papel en la gestión y supervisión de los gobiernos locales. Es un problema de cultura política y de comprensión de la democracia como instrumento para el bienestar social y el desarrollo de políticas públicas que beneficien a la sociedad en general.

Lamentablemente, otro obstáculo que se desarrolla en el marco de la descentralización es el clientelismo político y la mala utilización del presupuesto asignado a los municipios.

La democracia mal entendida, continúa el catedrático, se puede convertir en uno de los mayores obstáculos para el desarrollo a nivel comunitario y de la sociedad en general. La democracia debe implicar no sólo la participación en las elecciones cada cinco años, sino su participación organizada y planificada en cuanto a las políticas locales se refiere.

SITUACIÓN EN LA REGIÓN DE AZUERO

Según Franco, aunque no ha concluido las investigaciones al respecto, puede decir que la descentralización es un proceso incipiente y que falta mucho por desarrollar, comenzando por la toma de conciencia de los ciudadanos sobre su papel en cuanto a la propuesta de proyectos y actividades que redunden en beneficio de la comunidad.

Se necesita que las comunidades se organicen y presenten propuestas que sean prioritarias y de necesidad para las comunidades, algo que no se está dando.

No existe una participación activa de los ciudadanos en la gestión, aplicación y desarrollo de políticas y proyectos a nivel local, principalmente por desconocimiento del papel que como ciudadanos les corresponde en la democracia, agrega.

LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA

El papel de la participación ciudadana debe ser activo, dinámico y constante, asegura el sociólogo, proponiendo proyectos, supervisando que se cumpla de manera transparente con esos proyectos; es decir, participando en la gestión de las políticas a nivel local. Sin embargo, en la actualidad el papel de la participación ciudadana se limita a ejercer el derecho a votar por el candidato de su preferencia y no en dar seguimiento a los programas o propuestas presentados por estos durante su campaña.

Los ciudadanos, a juicio de Franco, necesitan ser educados en cuanto a su papel en la participación en la administración de los gobiernos locales, velando porque se lleve a cabo con transparencia y racionalmente el uso de los dineros que salen de la misma comunidad y del Estado.

Debe quedar claro que la democracia, además de involucrar la participación en las elecciones para elegir a las autoridades y gobernantes a nivel general y local, también implica que los ciudadanos de manera organizada participen en la toma de decisiones sobre los programas y proyectos que se deben ejecutar para beneficio de la comunidad.

Es por ello importante el fortalecimiento de la ciudadanía democrática, como factor esencial para el logro del desarrollo humano sostenible en los municipios y corregimientos de nuestro país.

Ahora, para lograr ese fortalecimiento, destaca el catedrático, es necesario conocer lo que ocurre a nivel local y que esto se refleje a nivel nacional, lo que permitirá fortalecer la democracia y por lo tanto el bienestar de las comunidades.

Por ello, la educación va a ser determinante en la formación de los ciudadanos, para así lograr una cultura política que contribuya a fortalecer la democracia, logrando que las personas se involucren en el desarrollo de las políticas a nivel local, supervisando y velando por la transparencia, lo que permitirá también disminuir la corrupción y el clientelismo político.

Por otra parte, concluye Franco, en la medida en que los ciudadanos conocen sus derechos y deberes, no podrán ser manipulados por falsas promesas.