La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Nacional

El crimen organizado, la política y la justicia

Expertos en temas de seguridad admiten que las estructuras políticas son vulnerables a la recepción de dineros del crimen organizado

En cuatro años, se han confiscado más de 320 toneladas de droga.

La narcomafia se ha infiltrado en los estamentos de seguridad, justicia y la clase política, un argumento que algunos funcionarios repiten sin cesar, pero ninguno se ha atrevido a dar nombres o señalar a los responsables.

En una ocasión, el presidente Juan Carlos Varela dijo que ‘no' toleraría el crimen organizado en la política. La advertencia parece haber caído en saco roto. En este contexto, una funcionaria del Instituto para la Formación y Aprovechamiento de los Recursos Humanos (Ifarhu) fue capturada con droga dentro de un auto particular.

La funcionaria había sido nombrada por el diputado Alfredo Pérez con un salario de $2 mil. El diputado dijo entonces desconocer los motivos que la llevaron a cometer el ilícito.

En medio de la actual campaña electoral, surgen nuevas versiones que relacionan a un candidato a puesto de elección popular con estos ilícitos. Se mencionó los supuestos vínculos de Elías Vigil, candidato a diputado, con una pandilla de Panamá Este.

José Raúl Mulino, abogado y exministro de Seguridad, advirtió que la denuncia debe ser investigada. El abogado agregó que la ley electoral establece $300 mil para los gastos de una campaña a diputado, pero eso no significa que no haya dinero paralelo que no se reporta y puede que proceda del narcotráfico.

Jonathan Del Rosario, ministro de Seguridad, admitió que las estructuras políticas son vulnerables al dinero ilícito procedente del crimen organizado. El titular indicó que existen casos en proceso de investigación, sin embargo, no quiso referirse concretamente a las personas involucradas ni revelar los nombres, con la excusa del respeto a los procesos judiciales. ‘No se trata de encubrir a nadie o no querer colaborar', aseguró.

En esa línea, Mulino señaló que este tipo de información debe manejarse con sigilo porque cuando los delincuentes conocen de un proceso envían a sus abogados a boicotearlo o dilatarlo para que no los alcance el brazo de la justicia. En todas partes tienen informantes. El narcotráfico se ha infiltrado en las decisiones de los jueces, según el abogado.

Las débiles herramientas para realizar investigaciones, sumado a la falta de integridad de funcionarios judiciales, no contribuyen a eliminar la entrega de fondos a políticos que llegan al poder comprometidos con estos grupos. Este escenario deja a ciudadanos a merced de políticos que deben favores a delincuentes. Los narcos compran poder e influencias que los vuelvan intocables, impunes, sentenció Mulino.

El abogado, que como ministro tuvo acceso a información de seguridad confidencial, recordó un asesinato vinculado a la narcopolítica durante su gestión.

Por el Pacífico y el Atlántico de Panamá pasa toda la droga que se exporta desde Colombia hacia los mercados de Norte y Centroamérica. ‘Toda esa droga permea. No solo la misma droga, sino también la plata', concluye el exministro. Las estadísticas indican que se han confiscado más de 320 toneladas de drogas en cuatro años.

En la inauguración de una subestación policial en Tonosí, el presidente Varela expresó que la lucha contra el delito ‘es un trabajo de todos' y pidió promover valores positivos en los asuntos públicos.