Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Nacional

CIAM se suma a la demanda de nulidad contra el proyecto de la vía Omar Torrijos

El organismo ambiental presentó una solicitud de tercero coadyuvante en la demanda de la Alcaldía de Panamá contra el estudio de impacto ambiental de la obra

CIAM se suma a la demanda de nulidad contra el proyecto de la vía Omar Torrijos
Las abogadas María Dutary, izquierda, y Luisa Arauz de CIAM en la Corte Suprema de Justicia, luego de presentar la solicitud.

El Centro de Incidencia Ambiental (CIAM) presentó, esta mañana, una solicitud ante la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia para actuar como tercero coadyuvante en la demanda de nulidad contra el estudio de impacto ambiental del proyecto de ampliación de la vía Omar Torrijos.

El recurso fue presentado por las abogadas Luisa Pilar Arauz, en calidad de principal, y María Gabriela Dutary, en calidad de sustituta. De esta manera, el organismo ambiental busca formar parte de proceso de la demanda de nulidad en contra del proyecto vial que presentó la Alcaldía de Panamá y que ya fue admitida por el magistrado Abel Zamorano, quien ordenó suspender provisionalmente la obra.

En un escrito de 22 páginas, CIAM sustenta la solicitud, entre otras cosas, que el proyecto de ensanche y rehabilitación de la vía Omar Torrijos, además de los daños ambientales por la tala de árboles, requerirá el uso de explosivos dentro del Parque Nacional Camino de Cruces.

CIAM al citar literatura científica señala que el impacto de los proyectos carreteros sobre la vida silvestre es “particularmente grave” en las áreas protegidas que se encuentran cerca de zonas urbanas, en vista de que se incrementan el riesgo de muerte de animales por colisiones con vehículos.

El Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) “falló en su deber” de promover la protección de hábitats y ecosistemas tanto dentro y fuera de áreas protegidas al aprobar un estudio de impacto ambiental con una categoría inferior al que técnicamente corresponde, consideraron las abogadas de CIAM.

La demanda de nulidad que presentó la Alcaldía de Panamá se sustentó fundamentalmente en que el estudio de impacto ambiental fue aprobado de categoría II y no categoría III, este último exige un foro ciudadano.