Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Nacional

El aire que respiramos

La calidad de aire en interiores es un aspecto a evaluar con especial consideración por el efecto que tiene en la salud de las personas y en la sensación de bienestar

‘De buen aire' es una expresión de uso frecuente para denotar algo agradable, saludable, de buen aspecto o para describir a una persona que proyecta buen humor.

También atribuimos características al aire que respiramos según el lugar, el momento y el estado de ánimo en el que nos encontramos: el aire del campo, de mar, de montaña, en el hogar y en nuestros lugares de trabajo.

La calidad de aire en interiores es un aspecto a evaluar con especial consideración por el efecto que tiene en la salud de las personas y en la sensación de bienestar, a causa de la interacción de las condiciones climáticas, diseño del edificio, técnicas constructivas, materiales, mobiliario, las actividades en los espacios, hábitos y costumbres de las personas, entre otros.

En Panamá, es frecuente el uso de sistemas de aire acondicionado y ventilación, por las altas temperaturas y la sensación térmica de calor durante la mayor parte del día. Bajo ciertas condiciones climáticas se dificulta la permanencia de personas en lugares como centros de trabajo donde no funciona correctamente el sistema de climatización.

La importancia que reviste estos sistemas mecánicos para la salud y bienestar de las personas impulsa al mercado a innovar en tecnología, a fin de favorecer la salud y confort de las personas y a la vez, reducir los efectos negativos como la contaminación, ruido y consumo energético.

En este sentido, en el compendio de normas y reglamentos de la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura (JTIA) de Panamá, se aprueba por Resolución N°117 de 13 de diciembre de 2014, el Reglamento de Aire Acondicionado y Ventilación en el que se señala como propósito el ‘suministrar las normas mínimas para salvaguardar la vida, salud, propiedad y bienestar público...' y se establece los aspectos estrictamente técnicos para cumplimiento de los profesionales de la Ingeniería Mecánica, los requisitos básicos de diseño e instalación de sistemas de aire acondicionado y ventilación para edificios nuevos y dicta también condiciones mínimas de la calidad de aire en espacios interiores construidos.

Conjugando los elementos normativos, los criterios técnicos, las buenas prácticas y las recomendaciones de organismos internacionales para una mejor calidad de aire interior, debemos tener presente que: se debe preferir el uso de aires acondicionados tipo central que permiten el intercambio de aire fresco y favorecen el uso eficiente de la energía eléctrica.

Se prohíbe el uso sistemas mini-split en lugares ocupados por más de cinco personas salvo que se cuente con un sistema mecánico de intercambio de aire fresco para nuevas instalaciones.

El aire en condiciones de temperatura estándar es de 21°. Limpiar diariamente el lugar y cumplir con el mantenimiento y limpieza de los sistemas acondicionadores de aires.

Los cuartos de máquina son los pulmones del sistema acondicionador de aire y este es el aire que ingresa a nuestros pulmones, por lo que es crucial mantenerlos limpios, seguros y nunca permitir que se utilicen de depósitos.

Desde enero de 2016 no pueden ingresar al país, para su comercialización, aires acondicionados que utilicen refrigerante R-22.

Como consideración final, debemos recordar que en un espacio cerrado cualquier materia puede actuar de agente contaminante del ambiente, como lo es el ruido, los olores (perfumes, desodorantes ambientales, velas), pinturas que emiten gases y olores, mohos, bacterias, ácaros y otros agentes que pueden afectar el bienestar o la salud de los ocupantes del lugar.

Si encuentra una oferta irresistible para la compra de un equipo acondicionador de aire, no olvide preguntar el tipo de refrigerante y el nivel de ruido del condensador.