Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Nacional

‘A nosotros nos ha dado resultado nuestro modelo de democracia', diputada cubana

Ana María Mari Machado, vicepresidenta de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, habló con ‘La Estrella de Panamá' sobre los cambios políticos y sociales que se harán por la nueva Constitución

‘A nosotros nos ha dado resultado nuestro modelo de democracia', diputada cubana
Ana María Mari Machado conversó con ‘La Estrella de Panamá' en la embajada de Cuba en Panamá.

Cuba empieza a vivir un nuevo proceso electoral como una de las primeras consecuencias de la nueva Constitución que entró a regir el pasado 10 de abril. En palabras de Ana María Mari Machado, vicepresidenta de la Asamblea Nacional del Poder Popular, la Carta Magna introduce cambios desde el punto de vista estructural y funcional del Estado, pero también ‘reafirma' el socialismo y el papel del Partido Comunista ‘que no es un partido electoral, sino un partido del pueblo'.

Mari Machado estuvo en Panamá durante la última asamblea general del Parlamento Latinoamericano y del Caribe (Palatino), el pasado 14 de junio. Era la primera vez que visitaba el país y desde el aeropuerto se fue directo a la Embajada de Cuba, donde la esperaban la embajadora Lydia Margarita González Navarro y personal de la sede diplomática. Allí conversó con La Estrella de Panamá y habló del proceso para aprobar la nueva Constitución, de los cambios políticos y sociales de la isla, y también del recrudecimiento del bloqueo económico de Estados Unidos al gobierno cubano.

‘Se critica mucho a Cuba sin tener pleno conocimiento de la realidad cubana y se dice que en Cuba no hay democracia y que no hay participación ciudadana, pero en el proceso para la nueva Constitución se hizo una amplia consulta popular', alegó. Mari Machado habla de un sistema democrático que fuera de la isla es visto, por algunos sectores, como dictadura.

‘Se critica mucho a Cuba sin tener pleno conocimiento. Se dice que en Cuba no hay democracia y que no hay participación ciudadana, pero en el proceso para la nueva Constitución se hizo una amplia consulta popular',

ANA MARÍA MARI MACHADO

DIPUTADA CUBANA

El proceso para la nueva Constitución es el mayor argumento de la diputada para sustentar de que en Cuba hay democracia. ‘No es que se hizo una consulta popular con determinadas personas, sino que participó el pueblo cubano', dijo.

En la consulta participaron 8,945,521 personas que tuvieron la oportunidad de hacer aportes en más de una ocasión y se presentaron 783,174 propuestas al documento original que redactó la comisión integrada por 33 diputados.

De las 783,174 propuestas presentadas, 666,995 eran modificaciones a la propuesta original, 32,149 adiciones, 45,548 eliminaciones y 38,482 dudas sobre el documento.

‘No solo tuvimos la oportunidad de poder opinar, sino que se tomó en cuenta más del 60% de las opiniones', dijo la diputada. Un proceso que fue acompañado de una estrategia de comunicación amplia y diversas con artículos en los diarios impresos y programas de opinión televesivos (todos estatales).

Finalmente, el 24 de febrero de este año, la nueva Constitución fue aprobada en un referéndum en el que votaron 7,848,343 cubanos, de los 8,705,723 que estaban habilitados para ejercer el derecho al sufragio, una participación del 90.15%.

No todos votaron a favor y Mari Machado lo cuenta sin cortapisa. 6,816,169 cubanos avalaron la nueva Constitución que representa el 78.30% del total de las personas habilitadas para votar y 86.85% de los que votaron, mientras que 706,400 (8.11%) dijeron no.

‘El que no está de acuerdo con el socialismo en Cuba está en su derecho de votar y decir que no está de acuerdo, pero lo importante es que la gente confió en el sistema electoral y en el ejercicio de participación', recalcó la diputada.

Cambios políticos y sociales

La nueva Constitución introduce cambios en el sistema político y social, como el régimen de propiedad privada.

Mari Machado, en lo particular, y la Asamblea Nacional, en lo general, se preparan para la aprobación de la nueva ley electoral que establecerá las reglas de elección desde los delegados de las asambleas municipales hasta el presidente de la República. La Constitución retrotrae la figura del primer ministro, que desapareció en 1976.

Además se eliminan las asambleas provinciales y pasan a convertirse en asambleas municipales para la cual se deben elegir los delegados. Todos estos cargos deben ir a elecciones antes que finalice el año.

DE JUEZA A DIPUTADA

La cubana estuvo en Panamá para la última asamblea del Parlatino

Nombre completo: Ana María Mari Machado.

Ocupación: Diputada

Resumen de su carrera: Licenciada en Derecho. Especialista en Derecho Penal. Fue asesora jurídica, jueza y presidenta del Tribunal Municipal Popular de Encrucijada, provincia Villa Clara. Presidió el Tribunal Provincial Popular de Villa Clara y fue electa vicepresidenta del Tribunal Supremo Popular. Diputada a la Asamblea Nacional por el Municipio Quemado de Güines, Villa Clara y fue Elegida Vicepresidenta de la Asamblea Nacional del Poder Popular el 18 de abril de 2018.

Es por eso, alegó la diputada, la primera tarea de la Asamblea Nacional, luego de la Constitución es discutir y aprobar la ley electoral. En el camino también está la ley de pesca y de los símbolos patrios.

Para la organización de los procesos electorales se creó el Consejo Nacional Electoral que, a diferencia de la entidad que existía ante la Comisión Nacional Electoral, es permanente y tendrá participación en las provincias y municipios.

Las elecciones se realizarán cada cinco años para elegir a los delegados de las asambleas municipales y los diputados de la Asamblea Nacional, estos últimos, a su vez, eligen los otros cargos: el Consejo de Estado, presidente y vicepresidentes de la República, y el primer ministro.

Estos cargos solo podrán ser reelectos por un segundo mandato y el presidente de la República no puede ser mayor de 60 años.

La diputada Mari Machado alega que se trata de un ‘proceso electoral muy cubano' en la que solo existe un partido político. ‘Nosotros en Cuba no tenemos partidos electorales, tenemos un partido que es político que representa los intereses del pueblo', detalló.

La diputada está convencida de que el sistema político y social de la isla no desaparecerá. ‘En Cuba no hay ruptura generacional, lo que ha habido es una continuidad y Fidel (Castro) trasciende a Cuba', argumentó. A renglón seguido, alegó, los jóvenes tienen conciencia política y el 80% de los diputados nacieron después del triunfo de la revolución. Ella es una.

‘A nosotros nos ha dado mucho resultado y estabilidad política este modelo de democracia, pero como todo es perfectible', dijo.

Reconoce que la isla atraviesa por problemas económico y que enfrenta problemas sociales que deben ser resuelto.

‘Hoy nuestra prioridades son la economía y la defensa del país y estamos trabajando', dijo al mismo tiempo que recuerda el periodo especial de Cuba en el año 1994, cuando la economía cubana alcanzó niveles inéditos.

A lo interno de Cuba, argumentó, hay que seguir perfeccionando los sistemas de producción y desarrollar más los municipios y la nueva Constitución reconoce una nueva forma de propiedad.

Cuba reconocía las cooperativas privadas para el sector agropecuario y como dice Mari Machado el modelo ha permitido ‘hacer experimentos' y, con la nueva Constitución, está gestión privada se extenderá a otros sectores de la economía como construcción y transporte.

La tecnología también jugará su papel. ‘Estamos trabajando en la informatización no solo en el uso de la computadora o un teléfono, sino aplicar las nuevas tecnologías para el desarrollo científico y económico', indicó.

Todo estos planes tienen un obstáculo y la diputada, además de reconocerlo, lo cuestiona. El recrudecimiento del bloqueo del gobierno de Estados Unidos contra la isla.

‘El primer obstáculo que tenemos que vencer, son los obstáculos que nos impone el imperialismo y con esa misma inteligencia tenemos que resolver los problemas que a lo interno tenemos relacionado con el desarrollo económico', recalcó.

Aunque reconoce que el bloqueo afecta la vida de los cubanos, alega que también perjudica a la población de Estados Unidos y de otros países porque no pueden establecer relaciones económica con Cuba.

A pesar de la realidad que impone el bloqueo, alegó la diputada Mari Machado, el sistema educativo y de salud cubano es un ejemplo para el mundo.