07 de Dic de 2021

Nacional

‘Estoy seguro de que era él': Popi Varela en el juicio de Martinelli

El exdiputado José Luis ‘Popi' Varela reconoció audios, transcripciones y correos que le fueron interceptados entre 2012 y 2014. Señaló que lo grababan y le tomaban fotos —hasta en el baño— con su propio teléfono celular

En la mañana de este martes, el juez Roberto Tejeira, presidente del Tribunal que sigue el proceso contra el expresidente Ricardo Martinelli, decidió no permitir a la defensa del exgobernante abrir un documento digital del disco compacto marca Princo.

El ejercicio tomaba relevancia para la defensa porque buscaba demostrar que dicho archivo digital almacenado bajo el nombre ‘conteo de dinero' tenía como autor al exsecretario del Consejo de Seguridad Rolando López.

La fiscalía se opuso rotundamente a esta posibilidad. Finalmente, el juez decidió que solo permitiría a la defensa hacer el contrainterrogatorio con los mismos elementos que había empleado la fiscalía: un audio en el que se escuchaba la voz del testigo hablando con sus empleados, y el soporte de papel.

El exdiputado José Luis ‘Popi' Varela, testigo número 31 en el juicio oral por parte de la fiscalía, reconoció los mensajes sustraídos de su bandeja de correo electrónico, además de tres conversaciones privadas realizadas en su oficina, que se transcribieron y se almacenaron en el correo ‘brad.pty507@gmail.com' a personas del Consejo de Seguridad.

En el contrainterrogatorio de la defensa al también hermano del ex mandatario Juan Carlos Varela, ‘Popi' negó que le constara que Martinelli hubiera dado las instrucciones de seguimiento e intervenciones directamente, pero indicó que varias personas le comentaron que Martinelli les mostraba un video en el que aparecía el exalcalde Bosco Vallarino.

Por otro lado, negó tener relación con el magistrado Harry Díaz, pero admitió que hace 30 años el abogado Manuel Berrocal, también pariente de Martinelli, y socio en un bufete de abogados al cual pertenecía Díaz, le confeccionaron una sociedad anónima. La empresa nunca se usó, aseguró ‘Popi'.

En su declaración, el exdiputado describió que ‘aparentemente era activado el micrófono de su teléfono celular', explicando en parte el modus operandi de las interceptaciones.

Entre las pruebas de la fiscalía se mostró un audio en el que Varela daba instrucciones a su conductor para el pago de cuentas personales; también identificó un correo que intercambió su esposa con uno de sus hijos sobre un asunto familiar. El testigo insistió en que éste último fue el que más le molestó de todas las interpretaciones, ya que se trataba de un asunto personal que quedó en manos de fiscales y fue enviado a medios de comunicación.

Varela también hizo referencia al momento en que ‘confirmó' que lo estaban interviniendo, citando la advertencia de un conocido de Martinelli, cuyo nombre se reservó, que le había mostrado una foto que él (‘Popi') tenía en su celular. Fue en ese momento en que el exdiputado ‘confirmó' su sospecha de que estaba siendo intervenido.

Llamadas amenazantes

El exdiputado panameñista denunció una serie de mensajes ‘amenazantes' que ha recibido ‘hace dos o tres semanas' en los que una persona ‘que se identifica como allegada a la oficina del abogado Carlos Carrillo (de la defensa de Martinelli) le dice que ‘van a salir cosas feas sobre usted' o ‘mejor váyanse'. Sin embargo, no ha presentado denuncia al Ministerio Público porque todavía no considera dichos mensajes como comprometedores para su integridad física.

‘Es controlador'

Otro elemento que describió el testigo y víctima, como se autodescribió José Luis Varela, fue ‘el carácter controlador' del expresidente Martinelli. Algo que hiló con la solicitud de ayuda a la embajada de Estados Unidos en Panamá para interceptar a adversarios políticos. La información se filtró en un cable de Wikileaks. ‘No tengo la menor duda de que vino (la orden o los ‘pinchazos') del más alto nivel del Ejecutivo. Si me piden la prueba, no la tengo, pero no dudo que haya sido él', argumentó.

‘Que haga un acuerdo de pena'

A su salida de la sede del Sistema Penal Acusatorio, en Plaza Ágora, Varela criticó a los abogados de Martinelli por asesorarlo mal. Seguidamente, le aconsejó acogerse a un acuerdo de pena, previa aceptación de la culpa. ‘No podría ser juzgado por ningún otro delito y ya podría estar tomándose un vino con su familia o comiendo en Nápoli', sugirió el hermano del expresidente Varela.

El eslabón de la fiscalía

El segundo testigo que rindió declaración este martes fue Carlos Orillac, exdirector administrativo y financiero de la Presidencia durante el periodo 2009-2014. Según el fiscal William Granados, la orden de compra para la empresa M.L.M. Protection da certeza de la existencia del equipo ‘que se compró supuestamente para combatir el crimen', subrayando que uno de los cargos es justo la sustracción o pérdida del equipo.

El testimonio de Orillac sería, según el fiscal, ‘un eslabón' que ilustra que a quien dirigía la Presidencia en ese entonces, es decir, a Ricardo Martinelli, no le era ajeno el equipo. Esto sumado a la confirmación de Orillac de que conoció a Ronny Rodríguez, alias Didier, en la Presidencia aunque éste trabajara en el Consejo de Seguridad que estaba ubicado en Quarry Hights.

Rodríguez está siendo investigado en el sistema penal mixto por este caso, actualmente está prófugo y tiene una orden de captura.

Defensa: ‘Aquí se viene a probar'

El jurista Sidney Sittón, de la batería legal de Martinelli, ripostó la declaración de José Luis Varela indicando que a éste no le consta que haya existido orden directa o indirecta para interceptar comunicaciones o dar instrucciones para seguir a alguien.

Por otro lado, mencionó que no se hizo un reconocimiento de voces a los audios presentados por la fiscalía, insinuando que se podían fabricar voces ‘con softwares que uno compra y que hacen textos'.

Dijo que el Ministerio Publico debía adquirir el programa de reconocimiento de voces o capacitar a alguien en el Instituto de Medicina Legal para acreditar los audios científicamente.

‘El Ministerio Público no tiene conocimiento del manejo de la evidencia digital, lo han hecho de manera primitiva y rudimentaria y eso ha hecho que los peritos hayan dicho que no hay integridad, originalidad ni mismidad de la prueba; si esto no existe, no hay nada', expresó.

Hasta este martes han comparecido 35 de 78 testigos que tiene la fiscalía en lista para declarar. No obstante, los fiscales desistirán de varios de ellos para agilizar el proceso y evitar que sea repetitivo.

Seguidamente, se dará paso al desahogo de la defensa, que contempla 18 testigos y 3 peritajes. Una vez agotados estos pasos, tocará el turno a la querella que ha solicitado la comparecencia del exdirector del Consejo de Seguridad Rolando López.

‘Que haga un acuerdo de pena. Mañana estaría comiendo en Nápoli o tomándose un vino con su familia',

JOSÉ LUIS VARELA

TESTIGO DEL CASO

‘La orden de compra da certeza de la existencia de este equipo, y uno de los cargos es la sustracción o pérdida del mismo',

WILLIAM GRANADOS

FISCAL SUPERIOR

‘El M. Público no tiene conocimiento del manejo de la evidencia digital, lo han hecho de manera primitiva y rudimentaria',

SIDNEY SITTÓN

ABOGADO DE MARTINELLI