Panamá,25º

05 de Dec de 2019

Nacional

Sáenz atenderá recursos contra fallo de no culpable a RM

Wilfredo Sáenz, suplente del magistrado Harry Díaz, actuará como ponente de dos recursos que presentaron el Ministerio Público

Fotografía tomada el pasado 9 de agosto en la que se registró al expresidente de Panamá Ricardo Martinelli (c), luego de ser dejarlo en libertad, tras ser hallado "no culpable" de todos los cargos de espionaje político y malversación de fondos públicos de los que fue acusado por la Fiscalía (Archivo).

Wilfredo Sáenz, suplente del magistrado Harry Díaz, actuará como ponente de dos recursos que presentaron el Ministerio Público y los querellantes de los pinchazos telefónicos contra la decisión del Tribunal de Juicio Oral de declarar “no culpable” al expresidente Ricardo Martinelli, de los delitos de inviolabilidad del secreto, derecho a la intimidad y contra la administración pública.

Los recursos fueron inicialmente asignados al magistrado Díaz, ayer 20 de septiembre de 2019. Sin embargo, Díaz fungió como fiscal de la misma causa mientras se mantuvo en la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

En una aclaración pública, el magistrado explicó que había tres magistrados titulares de la Sala Penal impedidos para ver la causa.

Díaz aseguró que Jerónimo Mejía actuó como magistrado de garantías en la causa del expresidente mientras estuvo en la máxima magistratura de justicia del país. De igual manera, José Ayú Prado también se encuentra impedido en la causa. Por ende, ninguno de los tres principales magistrados de la sala podría ver la carpeta.

Siendo así, lo procedente es que la carpeta sea remitida de forma directa a su suplente, explicó Díaz.

A Sáez le corresponderá ver dos recursos: uno de anulación con concurrencia de causales de casación y otro de casación dentro del proceso seguido a Martinelli por los delitos antes mencionados.

El 9 de agosto de 2019, el expresidente fue declarado no culpable en un fallo unánime. En ese momento, el Tribunal también dejó sin efecto la medida cautelar de detención preventiva que pesaba sobre el expresidente. Los jueces consideraron que la fiscalía no pudo probar la teoría del caso.