Temas Especiales

06 de Aug de 2020

Nacional

Evolución, situación y perspectivas del empleo en Panamá

Con estadísticas nacionales e internacionales, se visualiza las alzas y bajas que por años han tenido los distintos parámetros que miden la productividad laboral

Panamá presenta un desempleo del 7.1%, según INEC.Archivo | La Estrella de Panamá

El más reciente informe de agosto del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) de la Contraloría confirmó el aumento del desempleo a 7.1% (vs. 6% hace 1 año y 6.4% en marzo 2019) y la informalidad a 44.9% (de 43.6% en agosto 2018), tal como se anticipaba. También se confirman tendencias y plantea un complejo entorno laboral, en el contexto de un crecimiento económico modesto (2.9% para el segundo trimestre del año).

Entre agosto 2018 y agosto 2019, la población aumentó en 67,358 personas, la Población Económicamente Activa (PEA) creció en 79,813 y se crearon 52,040 empleos (65% del aumento de la PEA), dando como consecuencia que el número de desocupados creciera en 27,773.

La tasa de desempleo del 7.1% era de esperarse, debido a tres factores: el cambio en el perfil de expansión en la economía “post ampliación” (como fuera advertido en el Informe del Banco Mundial de julio del 2012); segundo, la economía sigue creciendo a un ritmo lento en relación a años anteriores (el PIB creció apenas 2.9% en el segundo trimestre), también advertido en el referido informe; y tercero, el patrón histórico de los años electorales (debilidad en crecimiento económico y empleo).

El desempleo urbano es 8.3% (22.8% en jóvenes urbanos entre 15 y 24 años) y el rural el 4.0% (9.8% en jóvenes rurales de 15-24 años). Con respecto a la informalidad, el incremento de 43.6% (agosto 2018) a 44.9% (agosto 2019) es consistente con la evolución del mercado laboral el último año: 1. -Reducción de 1,545 empleos asalariados del sector privado 2.-39,911 nuevos trabajadores independientes 3.-16,956 nuevos trabajadores familiares

A pesar de un crecimiento del PIB de apenas 2.9% para el segundo trimestre, se crearon 52,040 empleos, pero sólo 1,957 (1 de cada 27) para jóvenes menores de 30 años.

Hoy existen 259,748 ninis de 15 a 29 años, 10,307 más que en marzo 2019 (249,441) y el nivel más alto desde el 2014 (267,461). 53,397 profesionales universitarios con experiencia encontraron trabajo (inclusive por encima de la expansión del empleo global), principalmente adultos. 84% de quienes comenzaron a buscar trabajo el último año tienen más de 30 años de edad y 60% de los nuevos empleos benefició a trabajadores entre los 50 y 69 años, mientras que 12,547 jóvenes con 12 o menos años de escolaridad perdieron sus trabajos.

El informe confirma tendencias, como la caída en la participación del empleo asalariado privado en la estructura del empleo. Entre el 2014 y 2019 se perdieron 9,377 empleos asalariados en el sector privado, quienes pasaron de ser 53% del empleo en el 2013 a 45% en el 2019, una pérdida de 8 puntos en 6 años.

El emprendimiento es y seguirá siendo el motor del empleo. Los independientes y patronos generaron 15% de la expansión del empleo entre el 2004 y 2009, y 73% del crecimiento de la empleomanía entre el 2014 y 2019. Igualmente, en los últimos 5 años (2009-2014) los emprendedores (independientes y patronos) pasaron de ser 25% a 31% de la fuerza laboral del país (aumento de 6 puntos porcentuales)

En la última década, Panamá llevó a cabo la Ampliación del Canal, el tamaño de su economía aumentó en 76%, se generaron 576 mil empleos, los salarios se duplicaron, el Gobierno invirtió más de $15.5 millones en educación y el país hoy tiene el ingreso per cápita más alto de Latinoamérica.

Pero los jóvenes, que obtenían 1 de cada 4 empleos hace 10 años, sólo logran 1 de cada 12 nuevos empleos desde el 2009. Hoy enfrentamos la más grave crisis de empleo juvenil, el mayor número de “ninis” y la peor explosión delictiva de la historia, a la vez. En los últimos 15 años, el empleo juvenil creció.

Como prioridades, es absolutamente imperativo generar confianza. El sector privado genera 85% del empleo y 87% de la inversión en el país. Sin confianza no habrá inversión privada y sin inversión privada no habrá generación de empleo.

En segundo lugar, la creación de empleo para jóvenes es crítico. Los jóvenes siguen siendo los grandes marginados del progreso económico. A nivel latinoamericano (incluyendo a Panamá) los jóvenes están pidiendo espacios y mayor igualdad social. Esto será difícil si sólo se benefician de 1 de cada 27 nuevos empleos que crea la economía.