Panamá,25º

16 de Jan de 2020

Nacional

Hallan siete cadáveres en la comarca Ngäbe Buglé, víctimas de culto

La Policía detuvo a 10 personas y evacuó a 14 afectados, entre ellos dos embarazadas, todos miembros de la misma comunidad. Se halló una fosa con 7 cadáveres, supuestas víctimas de actos religiosos en la comarca

Momento en que trasladaban a un detenido.Esther Rodríguez | La Estrella de Panamá

En horas de la noche de este miércoles fueron hallados siete cuerpos en una fosa ubicada en el sector de Terrón de Kusapín, corregimiento Santa Catalina, comarca Ngäbe Buglé, víctimas de supuestos ritos o cultos religiosos que mantenían varios miembros de la comunidad.

Las autoridades confirmaron el hallazgo de los cuerpos de un adulto y seis menores: un bebé de 1 año, otro de 3 años, dos niñas de 9 años, una niña de 10 y otro adolescente de 17 años.

Ayer fueron detenidas 10 personas y trasladadas 14 lesionadas, entre ellas dos embarazadas, tras un operativo de la Policía Nacional.

Medios televisivos informaban, en un inicio, que en una fosa se habían hallado cuatro cadáveres tras el relato de los niños de la comunidad, quienes ubicaron el sitio donde habían sido enterrados. Estos cuerpos forman parte de los siete desaparecidos que se reportaron en el área, según narraron testigos.

“Cuando llegó el personal al área se nos indicó que había una fosa en el lugar, la Policía confirmó la existencia y el Ministerio Público y los técnicos de Criminalística se encuentran trabajando en las pesquisas”, narró el encargado de la Policía, Alexis Muñoz, en una conferencia de prensa la tarde de ayer.

El director encargado explicó que al llegar al sitio corroboraron que habían 14 personas retenidas por los mismos integrantes de la comunidad, y que habían sido agredidas. En sus cuerpos se notaban golpes y quemaduras y se procedió a evacuarlas.

También se aprehendió a 10 supuestos agresores que están a órdenes del Ministerio Público. Algunos de los privados de libertad estaban siendo sometidos a una especie de adoctrinamiento en el rito, por parte de los victimarios, dijo Muñoz.

La situación se conoció luego de que un dirigente de la comarca logró escapar de sus captores e informó a las autoridades. Fue entonces cuando personal del Servicio Nacional Aeronaval evacuó a un centro de salud en Santiago de Veraguas, a tres heridos, lo cual activó a la Policía.

En primera instancia se evacuaron tres hermanos. Uno de ellos, menor de edad, presentaba quemaduras de primer y segundo en su anatomía. Después se desalojaron a 14 personas más. Se trata de un grupo que practicaba actos criminales a los miembros de la colectividad. Las autoridades pretenden determinar si se han presentado otras conductas delictivas en la zona.

Muñoz indicó que conocieron de la información el día domingo, pero se enteraron que desde hace una semana se empezaron a realizar los cultos, “Lo cierto es que hay personas que estaban siendo víctimas de maltrato. Habían dos mujeres embarazadas y habían sido maltratadas”, añadió.

Las personas se autodenominan como de un grupo religioso, pero se investiga la veracidad de sus palabras. Entre las víctimas se cuentan dos o tres menores, y entre los detenidos hay otros dos menores.