Temas Especiales

25 de Jun de 2022

Nacional

Petroterminal de Panamá concluye labores de limpieza tras incidente de derrame

El derrame de petróleo crudo en Bocas del Toro fue el 22 de marzo, pero a falta de un informe oficial ambientalistas denuncian que la limpieza no fue total

Terminal Atlántico de Petroterminal de Panamá S.A. (PTP).
Imagen ilustrativa Terminal Atlántico de Petroterminal de Panamá S.A. (PTP).Cortesía

Luego del derrame de petróleo crudo en la Terminal Atlántico el pasado 22 de marzo en Chiriquí Grande, provincia de Bocas del Toro, la Petroterminal de Panamá S.A. (PTP) informó sobre la conclusión de las labores de limpieza.

La empresa dio a conocer que junto a los representantes de la Autoridad Marítima de Panamá, el Ministerio de Ambiente y la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá, comprobaron que no hubo impacto en costas ni playas cercanas al lugar del incidente.

Eduardo Hevia, gerente general de PTP destacó "que durante las inspecciones de aéreas realizadas desde el 23 de marzo hasta el 26 de marzo con las autoridades correspondientes, no observaron rastros de crudo en ninguna de las costas de posible afectación en la Laguna de Chiriquí como Cayo de Agua, Kusapin, Isla Tigre, Punta Laurel, entre otras".

Hevia detalló que las inspecciones vía marítima realizadas el 26 y 27 de marzo entre técnicos del Departamento de Contaminación de la Autoridad Marítima de Panamá, el administrador local en Bocas del Toro y miembros del Ministerio de Ambiente, se evidenció que "no hubo presencia de crudo en las costas y playas de la Laguna de Chiriquí como Mancrí, Centro Daira, Guaribiara, Manantí, Cricamola, Isla Paterson, Península Valiente, Bucori, Playa Verde, Playa Jobo, Punta Toro, Cayo de Agua, Isla Tigre, Punta Laurel y Loma Partida".

Aclaró que la PTP hizo trabajos de limpieza al buque Neptune Moon afectado por el derrame de petróleo crudo. "Los representantes de la Autoridad Marítima de Panamá determinaron que el barco estaba libre de contaminación y podía continuar su recorrido a su próximo destino", manifestó el alto ejecutivo.

El representante de PTP indicó que "en su compromiso con el medio ambiente, la empresa continuará con las labores de inspección en conjunto con las autoridades correspondientes, con la finalidad de verificar y monitorear el área, cumpliendo con las regulaciones ambientales".

No obstante, Juan Camilo Saborio, director de la Fundación TBZ, organización que promueve el desarrollo científico de los ecosistemas marinos y las costas de Bocas del Toro, cuestionó la falta de información o de estudio sobre los efectos ambientales del derrame.

Previamente, La Estrella de Panamá publicó la versión  grupos ambientaliastas que ponen en duda las declaraciones de la compañía a falta de un informe oficial.

Representante de la Funadación TBZ son de la opinión que luego de dos semanas el Ministerio de Ambiente no ha revelado un informe con los pormenores del derrame, ni que hayan recogido todo el petróleo derramado, pues cuentan con un reporte que el crudo llegó a Kusapín, en la comarca Ngäbe Buglé. Una de las comunidades que según la empresa fue limpiada.

“El derrame fue hace dos domingos, pero hasta el momento no hay información de la cantidad vertida, como tampoco del impacto ambiental”, insistió el conservacionista. Aclaró que "las autoridades del MiAmbiente están en la obligación de ofrecer esa información, porque Panamá suscribió el Acuerdo de Escazú sobre el acceso a la información, la participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales en América Latina y el Caribe". 

Es un “error quedarse callado, hay que exigir resultados”, comentó.

Saborio se basa en la imágenes compartidas por los pescadores de la comarca. "Los pescadores de la zona han tomado fotografías en las que se aprecia el barco petrolero y el derrame del crudo", afirmó. 

El derrame surgió, luego de que una de las mangueras de la embarcación se fracturó y provocó el derrame directamente al mar. 

El derrame surgió en la PTP, operador de terminales de almacenamiento y manejo de hidrocarburos que opera en Panamá desde hace más de 40 años. Funcionad en las costas del Pacífico, específicamente en Charco Azul, Puerto Armuelles, provincia Chiriquí y en el Atlántico en Chiriquí Grande, provincia de Bocas del Toro.

La operación se basa en dos terminales, uno en cada costa, un muelle de carga general en la terminal del Atlántico y un Oleoducto de 131 km que conecta ambas instalaciones.