Temas Especiales

25 de May de 2020

Nacional

Cárceles, una bomba de tiempo en la lucha contra el nuevo coronavirus

De las 23 cárceles que hay en el país, incluyendo las de mujeres, 15 presentan hacinamiento de presos, lo que representa un riesgo para el contagio del nuevo coronavirus

carcel
El Ministerio de Gobierno realiza jornada de limpieza en los centros penitenciariosMingob

La sobrepoblación de las cárceles podría ser una bomba de tiempo para las autoridades de Salud que luchan para contrarrestar el contagio del nuevo coronavirus (COVID-19).

Las últimas cifras del Ministerio de Gobierno, actualizada al 31 de marzo pasado, dan cuenta que en el país existen 3,588 presos por encima de la capacidad del sistema penitenciario que es de 14,591 detenidos.

Una realidad que es más dramática en algunas cárceles que en otras y, también, hay centros penitenciarios que su ocupación es ínfima comparada con su capacidad.

En el país hay 23 cárceles, incluyendo los centros penitenciarios femeninos, de los cuales 15 tienen problemas de sobrepoblación, es decir casi el 70%. Las cárceles de las provincias de Chiriquí, Colón, Panamá y Veraguas, donde se han reportado casos del nuevo coronavirus, están sobrepobladas.

La cárcel de Colón, donde se detectó dos casos del nuevo coronavirus, tiene 313 detenidos por encima de su capacidad que es de 1,322 presos.

La Joya y La Joyita, en la provincia de Panamá, tienen, respectivamente, 1,294 y 824 presos por encima de su capacidad. La Gran Joya, por su parte, se mantiene por debajo de su capacidad.

La cárcel de Aguadulce, de la provincia de Coclé, es la que presenta el mayor hacinamiento de presos. Hasta el 31 de marzo mantenía 154 detenidos, cuando su capacidad es solo para 40 presos. Le sigue la cárcel de Chitré, en Herrera, que con una capacidad para albergar 80 presos, mantenía 286 y en tercer lugar la cárcel de Santiago, Veraguas, que mantenía 523 presos, cuando su capacidad es para 150 detenidos.

El Centro de Rehabilitación Femenino de Panamá también presenta una sobrepoblación de detenidas. Hasta el 31 de marzo habían 653 detenidas, mientras que su capacidad es de 433 presas. En este centro penitenciario se inició un plan piloto para confeccionar mascarillas de tela que serán distribuidas entre los presos en todas las cárceles del país como medida para contrarrestar el contagio del nuevo coronavirus.

El pasado jueves, el presidente de la República, Laurentino Cortizo, rebajo la pena de prisión a 65 mujeres como una “medida para proteger la salud y la vida de la población penitenciaria”, informó el Ministerio de Gobierno. Las beneficiarias estaban detenidas en la cárcel de mujeres de Panamá, Chiriquí y Colón.

El Ministerio de Gobierno inició jornadas de limpieza en todos los centros penitenciarios del país de manera paulatina para minimizar los riesgos de contagio del COVID-19 en los penales.

Las medidas van desde la fumigación, hasta el lavado completo de piso, paredes, pasillos, previo a la dotación de jabón, desinfectantes, cloro, informó la entidad en un comunicado.