Temas Especiales

26 de Jun de 2022

Nacional

Panamá se debe preparar para el día después de la pandemia

El exsecretario general de la AMP Carlos Ernesto De La Lastra expuso su propuesta de plan de acción para la reactivación del país

De La Lastra presentó, el pasado lunes, su propuesta de acción de 16 páginas.Archivo | La Estrella de Panamá

En tiempos de la pandemia del coronavirus, que se ha extendido por todo el globo, Panamá no es ajena a los daños que habrá sobre el panorama social y económico a raíz de las limitaciones laborales y educativas.

Carlos Ernesto González De La Lastra, exsecretario general de la Autoridad Marítima de Panamá, expuso en una conferencia organizada el pasado lunes por el Think Tank Trinka, un plan de acción que busca aliviar las problemáticas en la faceta de hub logístico y marítimo del país.

“Panamá ha atravesado muchas crisis, y el común denominador de la crisis es que el país se una”, expresó De La Lastra, “hoy atravesamos algo distinto, ya que no es una crisis nacional de temas puntuales, sino que afecta a todo el planeta, y el componente sanitario es el que se ha mayormente afectado”.

De La Lastra explicó que una vez se logre controlar la curva del virus en la región, “Panamá tendrá que cambiar el modelo de negocios”, ya que el país tiene un rol de desarrollo importante por ser un hub marítimo y tecnológico. “En estos aspectos tenemos mayores posibilidades de desarrollo aplicando las estrategias logísticas de Panamá 2030, que tiene más de 300 tareas por cumplir para el desarrollo de la nación”, indicó.

Así mismo, el ejecutivo señala que Panamá debe prepararse para ser una “ciudad global” (concepto acuñado por la socióloga Saskia Sassen en su libro La ciudad global ), llevando a cabo una campaña de carácter mundial, ya que actualmente el istmo se posiciona por debajo de Guatemala. “Debemos darnos cuenta de que necesitamos ser una ciudad marítima, y estamos catalogados como una de las menos desarrolladas a pesar de tener puertos y el Canal”, apuntó, “sin embargo, hay que invertir en ser una ciudad “inteligente” y digitalizada”.

Para acabar con la dicotomía económica y de conectividad en la nación, De La Lastra enfatizó que la mejora de las infraestructuras atraerá nuevas inversiones extranjeras, “lo que es necesario para la sostenibilidad del nuevo panorama económico panameño”, además que ayudará a sentar las bases de transporte ferroviario hasta Costa Rica y Colombia, creando seguridad de transporte de materiales al interior del país, “dando una valoración importante a la distancia entre ciudades”.

Aseguró que, ahora más que nunca, es necesario un plan de acción de conectividad y formalización de fronteras, así como un plan vial del Caribe que explote positivamente la producción agrícola nacional. “El desarrollo vial formal de América Latina nos ayudará a consolidarnos como hub de conectividad”, expresó, “poseemos alrededor de 1,500 kilómetros de litoral en los dos océanos, pero no contamos con una buena infraestructura de navegación de corta distancia”.

Como parte de sus propuestas, De La Lastra hizo hincapié en la eliminación de los requisitos de idoneidad en el área laboral: “Los profesionales panameños, en vez de sentirse afectados, se van a fortalecer con la captación de talento extranjero. Nos estamos quedando entre nosotros mismos, cuando antes éramos complementados por población extranjera”. Enfatizó que, aunque se debe llevar a revisión, la propuesta se centra en eliminar la restricción de nacionalidad para trabajadores extranjeros.

En cuanto a la escena educativa nacional, De La Lastra expuso que se debe tener como prioridad una educación basada en el espíritu crítico: “Esto requiere romper el esquema de más de 50 años de aprender cosas de memoria y evitar la investigación; sin embargo, el Ministerio de Educación (Meduca) no se va a poder reformar por la gran burocracia que existe, por lo que se debería crear una secretaría de conocimientos que capacite y forme a los docentes en los conocimientos y tecnologías modernas que satisfagan las necesidades del mundo actual”.

“No podemos seguir con un currículum que no prepare al panameño para todo tipo de profesión, dijo De La Lastra, “el currículum es fundamental y debe ser el reflejo de una sociedad que ha cambiado y ofrecer oportunidades a los seres humanos. Hemos desarrollado una desigualdad de conocimiento significativo en Panamá, lo que hace que no se puede progresar dentro de un entorno de un ministerio dañado”.

De La Lastra señaló que el Estado panameño es “un ancla que impide el movimiento del buque del progreso”, y que para asegurar un futuro prometedor para después de la pandemia: “Tenemos que implementar la digitalización junto con una reestructuración completa, analizando las leyes de los ministerios y autoridades autónomas, así como el manejo del presupuesto nacional”. Para evitar un congelamiento económico grave, indicó en su propuesta que la economía debe manejarse con planes en donde el nuevo gobierno no rompa el esquema ya establecido. “Tiene que haber continuidad en los planes de desarrollo económico, los planes a corto plazo retrasan el progreso de la población”, añadió.

En la propuesta presentada por De La Lastra, señala como principales objetivos el lograr una reestructuración gubernamental, seguido de la reactivación económica con miras a mejorar el estado laboral de extranjeros y panameños residentes, así como formalizar la exportación en vías terrestres y marítimas a través de fronteras reforzadas; objetivos que se podrán lograr, como expresó De La Lastra, al: “Eliminar la burocracia innecesaria en los tres órganos del Estado, y buscar la inversión extranjera como clave para levantar la sociedad postpandemia”.