Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Nacional

FAO y Parlatino instan a proteger la agricultura familiar en tiempos de Covid- 19

La declaración de ambas organizaciones recibió apoyo del Frente Parlamentario contra el Hambre, la Cooperación Española y la Amexcid

Alerta en el agro por llegada del Niño
Lo planteado  se enmarca en el Plan de Trabajo Parlatino – FAO para el periodo 2020.Archivo | La Estrella de Panamá

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino) publicaron este martes una declaración en apoyo a la agricultura familiar de la región ante la pandemia de Covid-19.

Se trata de una misiva en que ambos organismos se ponen a disposición de los gobiernos y parlamentos, para redoblar los esfuerzos a favor de la protección de las y los agricultores familiares y de su contribución a la realización del derecho a la alimentación adecuada.

"La declaración, aprobada por la Junta Directiva, insta a los países a apoyarse de nuestro trabajo y, con ello, construir políticas de Estado que aseguren, más allá de la duración de gobiernos, el Desarrollo Sostenible al 2030”, dijo la senadora argentina Silvia Giacoppo, secretaria Alterna de Comisiones del Parlatino y punto de enlace para la FAO.

El documento se enmarca en el Plan de Trabajo Parlatino – FAO para el periodo 2020, cuya ejecución cuenta con el apoyo técnico de la Cooperación Española y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, ésta última a través del programa Mesoamérica sin Hambre AMEXCID - FAO.

APORTES DE LOS ORGANISMOS

“Con la FAO publicamos una Declaración sobre Agricultura Familiar en 2014, esto con el fin de posicionar el tema en el centro de las agendas políticas de las región. Posteriormente, en 2017 impulsamos juntos la Ley Modelo sobre Agricultura Familiar”, explicó Giacoppo.  

 Según la FAO, múltiples países han tomado como referencia la Ley Modelo sobre Agricultura Familiar del Parlatino, esto a fin de poner en marcha legislaciones nacionales innovadoras y ampliamente reconocidas en la materia. Las leyes de agricultura familiar en Argentina, Perú y Paraguay, y los proyectos de ley que actualmente están en proceso de discusión en Honduras y Guatemala, son algunos ejemplos.

“Con la FAO publicamos una Declaración sobre Agricultura Familiar en 2014, esto con el fin de posicionar el tema en el centro de las agendas políticas de las región. Posteriormente, en 2017 impulsamos juntos la Ley Modelo sobre Agricultura Familiar”,

Silvia Giacoppo, secretaria alterna de Comisiones del Parlatino
Silvia GiacoppoSecretaria Alterna de Comisiones del Parlatino

 “Llevamos años trabajando con el PARLATINO y el Frente Parlamentario contra el Hambre por la protección de la Agricultura Familiar. Hoy este camino recorrido cobra aún más valor para enfrentar la pandemia y la post pandemia”, dijo Luis Lobo, Oficial del Programa España-FAO para América Latina y el Caribe.

“En este sentido y en el marco del Decenio de la Agricultura Familiar, alentamos a asegurar leyes de protección y un reconocimiento normativo que considere el fortalecimiento de este sector como un asunto estratégico nacional para el desarrollo sostenible”, complementó Lobo.

AGRICULTURA FAMILIAR Y EL COVID-19

Tal como señala la declaración, la pandemia por COVID19 ha instalado en la discusión pública la necesidad de fortalecer la agricultura familiar y la producción local de alimentos.

“La agricultura familiar no sólo nos provee de alimentos saludables, también cumple importantes roles en la generación de empleo rural, en la eliminación del hambre y la pobreza, y en el combate del sobrepeso y obesidad”, sostuvo Luiz Carlos Beduschi, oficial de Políticas en Desarrollo Territorial de la FAO.

“Es por ello que en el pasado  informe elaborado por FAO a solicitud de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), enfatizamos que es urgente mantener funcionando los sistemas alimentarios, cuya base son las y los agricultores”, concluyó Beduschi.

Un reciente boletín de la FAO y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), revela que la agricultura familiar representa alrededor del 5% del Producto Interno Bruto (PIB) regional, que representa el 14% de la fuerza laboral y que aporta entre el 57 y el 67% de la producción alimentaria de la región.