Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Nacional

El SARS-CoV-2 y la vuelta a la nueva normalidad

Finalmente, después de una extensa preparación psicológica que ha incluido a lo largo de mucho tiempo, películas y documentales, se ha hecho realidad uno de los grandes temores que perturbaban a la humanidad: la aparición de una enfermedad producida por un agente viral con trascendencia global.

Finalmente, después de una extensa preparación psicológica que ha incluido a lo largo de mucho tiempo, películas y documentales, se ha hecho realidad uno de los grandes temores que perturbaban a la humanidad: la aparición de una enfermedad producida por un agente viral con trascendencia global. Una enfermedad que ha puesto en jaque a los seres humanos, exigiendo el máximo a los sistemas de salud, los cuales habían sido fuertemente golpeados por patologías ya existentes durante muchos años.

La covid-19 es una enfermedad viral producida por el SARS-CoV-2, siglas que representan coronavirus tipo 2 del síndrome agudo respiratorio grave, el cual se ha estimado que su génesis es de origen zoonótico y se determinó geográficamente su aparición en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, China, población que se estima cuenta con 11 millones de habitantes.

Durante más de tres meses, tiempo que se ha vuelto interminable para muchos de nosotros, hemos estado recibiendo información actualizada sobre el desarrollo de esta enfermedad a nivel mundial, haciendo énfasis en los datos estadísticos presentados en nuestro país. Hemos escuchado atentamente sugerencias emitidas por las autoridades de Salud, como la importancia del lavado de manos, el distanciamiento físico y la ampliamente desarrollada campaña “Quédate en casa”.

Pero, ¿sabemos el porqué de dichas medidas? ¿Conocemos la razón real de cómo su cumplimiento puede aportar de manera significativa en la disminución de la propagación de la enfermedad y el irremediable colapso de los sistemas de salud?

Iniciaremos señalando la importancia del lavado de manos; esta medida sin duda alguna representa una enorme herramienta en la lucha contra la covid-19, ya que debido a la cubierta de glicoproteínas que posee el virus, es altamente vulnerable a la aplicación de cualquier tipo de jabón. El secreto en esta sencilla pero valiosa herramienta es la estructura de las moléculas de jabón, las cuales poseen una cabeza y una cola, la cabeza es hidrofílica (afín al agua) y la cola por su parte es hidrófoba y lipófila, en otras palabras por un lado le atrae el agua, y por el otro, el aceite o la grasa.

Cuando te estás lavando las manos y las moléculas de jabón se encuentran con grasa, sus colas son atraídas hacia ella mientras sus cabezas se quedan en el agua. La fuerza de atracción entre las cabezas y el agua es tal, que levantan la grasa de la superficie, de manera que esta queda completamente rodeada de moléculas de detergente, que van separándola en pedazos cada vez más pequeños, que luego son arrastrados con el agua, haciendo de este sencillo procedimiento una técnica altamente efectiva en la eliminación, no solo de este patógeno, sino de una gran cantidad de microorganismos.

En cuanto al distanciamiento físico, podemos señalar que esta medida se fundamenta en la estructura misma del virus, el cual gracias a su diámetro (entre 80 y 150 nanómetros; unidad de medida que representa 10-9 metros), es afectado por la gravedad provocando que las gotículas expulsadas por los pacientes portadores (vía nasal o bucal) sean afectados, depositándose en el suelo a una distancia que oscila entre 1,25 y 1,50 metro; por tal razón, al igual que el lavado de manos, se ha establecido su amplia eficacia en la lucha contra esta enfermedad.

Sin duda alguna la lucha contra la covid-19 será, durante los meses próximos, el nuevo reto de la humanidad, que, como siempre, saldrá renovada cual ave fénix y dejará un enorme aprendizaje en los seres humanos; aprendizaje que nos ayudará de manera individual a valorar y dar importancia a actividades tan comunes como un paseo los fines de semana, una cena romántica, compartir con la familia o amigos, o sencillamente a valorar el enorme privilegio de la vida en la vuelta a nuestra nueva normalidad.

Docente