03 de Dic de 2022

Nacional

Una familia necesitó de al menos $240 para la canasta básica en abril

En medio de la cuarentena decretada para evitar la propagación de la covid-19, se reflejan incrementos en el costo de cereales, vegetales y verduras, leguminosas, productos lácteos, azúcar y misceláneos

Una familia necesitó de al menos $240 para la canasta básica en abrilArchivo | La Estrella de Panamá

El precio de la canasta básica familiar, en el mes de abril, cuando Panamá estaba en cuarentena absoluta, se fijó en $240.47 como mínimo y $308.60 como máximo.

El costo de la canasta básica de alimentos para el caso de los distritos de Panamá y San Miguelito, que está integrada por 59 productos, bajó en comparación con el mes de marzo.

La Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) publicó, el 21 de mayo, el costo del precio de la canasta básica para el mes de abril. En el mismo informe detalla el comportamiento de su valor. En marzo, el precio mínimo de la canasta básica familiar era de $242.28, lo que representa una disminución de $1.81. El precio máximo también tuvo una disminución. En marzo, el costo máximo era de $311.86, lo que muestra variación a la caída de $3.26.

Una familia necesitó de al menos $240 para la canasta básica en abril

Con el propósito de dar a conocer al consumidor la información de precios sobre los distintos bienes y servicios fundamentales para el consumo, la Acodeco realiza mensualmente un monitoreo de precios de los productos de la canasta básica.

La Acodeco cubre las siguientes áreas: Bella Vista, Betania, Juan Díaz, Parque Lefevre, Pueblo Nuevo, San Francisco, San Miguelito, Santa Ana y Calidonia, Villa Zaíta y Las Cumbres. En dichas áreas visitaron 41 Supermercados y 29 comercios de rutas (minisuper y abarroterías). En total 70 establecimientos.

Variación de precios

Para el mes de abril, en comparación con el mes de marzo, se reflejan incrementos en el costo de cereales, vegetales y verduras, leguminosas, productos lácteos, azúcar y misceláneos. Por otro lado, bqjó el costo de carnes, frutas, grasas y huevos.

Una familia necesitó de al menos $240 para la canasta básica en abril

En los supermercados las principales disminuciones o rebajas para el mes de abril se dieron en:

-pollo entero s/plumas, bajó $0.32 por kilogramo;

- la mortadela nacional con pimienta (empacada) bajó $2.63 por kilogramo;

- manzana roja mediana disminuyó $0.06 por unidad;

- aceite vegetal nacional bajó $0.12 por envase de 1.42 litros;

-puerco liso, menos $0.21 por kilogramo.

Una familia necesitó de al menos $240 para la canasta básica en abril

Los productos cuyo precio aumentó más en supermercados durante el mes de abril, en comparación con el mes de marzo, son (en orden de jerarquía o afectación al costo total de la canasta básica):

- pan michita $0.21 por kilogramo

- hojuelas de maíz (corn flakes) cajeta $0.20 por cada 300 gramos

- salchicha nacional, empacada tipo frankfurter $0.46 por kilogramo

- azúcar morena $0.16 por kilogramo

- jamón cocido empacado 4x4 $0.34 por kilogramo.

La leve variación de precios en la canasta básica familiar, en abril, ocurre cuando Panamá y el mundo enfrentan un confinamiento para evitar la propagación de la covid-19.

Para el 26 de mayo, la base de datos del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) había registrado aproximadamente 230,000 trabajadores con contratos suspendidos, de los cuales cerca de 100,000 se han visto beneficiados con el apoyo que brinda el Estado a través del plan Panamá Solidario.

El Gobierno de Panamá entrega $80 a las personas que se les suspendió el contrato, y a los que no les llega el bono reciben bolsas con comida para mitigar las afectaciones de la covid-19.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) propuso en mayo que los gobiernos garanticen un ingreso mínimo de emergencia a la población más vulnerable, para que pueda enfrentar el impacto de la pandemia de coronavirus y para que la reactivación de la economía sea sólida y relativamente rápida.

La propuesta plantea transferencias temporales e inmediatas de efectivo que permitan a las familias pobres satisfacer las necesidades básicas de consumo en sus hogares, que se estableció en 2010 en 143 dólares mensuales, según el último estudio de la Cepal.

Asimismo, considera que, a largo plazo, esas transferencias sean permanentes y que incluyan a estratos más amplios de población, como los que se encuentren cerca de caer en la pobreza, con la intención de avanzar hacia un ingreso básico universal.

El ingreso básico de emergencia propuesto por la Cepla equivaldría a una línea de pobreza costo per cápita de adquirir una canasta básica de alimentos y otras necesidades básicas durante seis meses, a toda la población en situación de pobreza en 2020, es decir, 215 millones de personas o el 34,7% de la población regional.

Si abarcara a todas las personas que se encontrarán en situación de pobreza este año, dicha intervención implicaría un gasto adicional del 2,1% del producto interno bruto (PIB) de la región.