Temas Especiales

15 de Aug de 2020

Nacional

Jueza desestima demanda a 'La Decana' por $12 millones

La jueza consideró que los demandantes “no han logrado demostrar, como les correspondía o era su deber”, que las publicaciones realizadas por este diario “relataban hechos de manera sesgada o con términos tendenciosos”

La jueza Décimo Octava del Primer Circuito Judicial de Panamá, ramo civil, Jessibeth Andrewn, liberó de responsabilidad civil al diario La Estrella de Panamá y al periodista Carlos Anel Cordero, en una demanda interpuesta por el Grupo de Inversiones Yo, S.A. y Moisés Yohoros.

Sede del Grupo Editorial El Siglo y La Estrella de Panamá.Archivo La Estrella de Panamá

El grupo inmobiliario señalaba a 'La Decana' y al periodista Cordero como los responsables directos y solidarios de presuntamente haber ocasionado daños a la salud, psicológicos y morales al señor Moisés Yohoros, y de haber ocasionado daños y perjuicios materiales, económicos y comerciales al señor Moisés Yohoros y al Grupo Inversiones Yo, S.A. tras una serie de publicaciones vinculadas a este grupo.

Los demandantes reclamaban el pago de $12 millones salvo mejor tasación pericial, más los intereses legales que se causasen hasta el pago total de la obligación, más las costas y gastos del proceso.

La nota publicada por este diario, en agosto de 2017, la cual originó la demanda, hacía alusión a una querella penal interpuesta por el francés Robert Pascal Keramp en contra de Moisés Yohoros, Carmelia Hamouni de Yohoros, Richard Yohoros Hamouni, Daniel Horacio Elefenbaum, Ignacio Morales Trujillo y Grupo de Inversiones Yo, S.A., por la supuesta comisión de los delitos contra la fe pública (falsedad ideológica) contra el patrimonio económico (estafa) y contra la seguridad colectiva (asociación ilícita para delinquir).

El ciudadano francés había comprado un penthouse y trece estacionamientos, sin embargo, el piso que se vendió correspondía al área social y trece estacionamientos en un edificio en la avenida Balboa.

La transacción completa se hizo por $495,000, monto que reclama el ciudadano francés, quien se siente afectado por la acción promovida por el grupo querellado.

El demandante señalaba que desde el mes de agosto de 2017 los demandados “habían montado una campaña mediática y calumniosa e injuriosa de desprestigio y difamación, a través del periódico La Estrella de Panamá en contra del Grupo Inversiones Yo, S.A. y el señor Moisés Yohoros, supuestamente por haber realizado la venta fraudulenta de un penthouse del edificio PH Marina Park”.

Alejandro Watson, abogado de grupo GESEArchivo | La Estrella de Panamá

También planteaba que las publicaciones efectuadas por los demandados, “sobrepasan una simple revelación de hechos de interés noticioso y arriban a conclusiones infundadas y hacen eco de aseveraciones falsas como si fuesen ciertas, lo cual se agrava, puesto que refieren a situaciones que se están debatiendo en los tribunales, siendo que no es correcto darle carácter de certeza a la referida noticia, toda vez que se viola la presunción de inocencia de Grupo de Inversiones Yo, S.A. y Moisés Yohoros”.

La defensa de La Estrella de Panamá, ejercida por el abogado Alejandro Watson, socio principal del bufete Watson y Watson, negó las pretensiones de los demandantes y presentó una excepción de inexistencia de la obligación reclamada.

Tras la presentación de pruebas por las partes, y en un análisis de los recursos presentados, la jueza determinó que la propia parte actora en el libelo de demanda, ha aceptado la existencia del proceso penal en su contra por la presunta comisión de los delitos contra la fe pública, contra el patrimonio económico y contra la seguridad colectiva, “por lo que mal podría asumir esta sentenciadora judicial que lo señalado en la publicación de La Estrella de Panamá puede ser considerado un acto de desprestigio y difamación, calumnioso e injurioso en contra de Grupo de Inversiones Yo, S.A. y Moisés Yohoros”.

La jueza determinó que esta judicatura debe señalar que en el dossier refulge por su ausencia, documentación idónea que acredite, en todo caso que, la noticia publicada en el diario La Estrella de Panamá, el día 22 de agosto de 2017, sea falsa, lo cual es indispensable para que emerja la responsabilidad civil deprecada por los demandantes.

En tal sentido, consideró que, resulta evidente que los demandantes Moisés Yohoros y Grupo de Inversiones Yo, S.A. “no han logrado demostrar, como les correspondía o era su deber, que las publicaciones realizadas en el diario La Estrella de Panamá, el día 22 de agosto de 2017, relataban hechos de manera sesgada, con ribetes falsos y términos tendenciosos, en su contra, que le permita concluir a esta dispensadora judicial que lo publicado en dicho medio de comunicación, constituye un hecho dañoso del cual pueda derivarse la responsabilidad civil peticionada al señor Carlos Anel Cordero”.

En mérito de lo expuesto, la jueza declaró de oficio falta de legitimación sustantiva en su forma pasiva en cuanto a la demandada Panama Star S.A. (La Estrella de Panamá)

También desestimó la pretensión de Grupo de Inversiones Yo, S.A. y Moisés Yohoros y absuelve al periodista Carlos Anel Cordero de los cargos de la demanda.

De igual manera condenó en costas a los demandantes Grupo de Inversiones Yo, S.A. y Moisés Yohoros, a favor de Carlos Anel Cordero, las cuales se fijan en la suma de $861 mil 700, luego de la reducción del 30% a que se refiere el artículo 1078 del Código Judicial.

Tras conocer la decisión judicial, el abogado de 'La Decana' Alejandro Watson manifestó que: “El periódico La Estrella representa hoy para Panamá una verdadera libertad de expresión, seria, honesta, transparente, con publicaciones objetivas y alejadas de toda real malicia, dispuesta a hacer las rectificaciones y aclaraciones cuando así se requieran. Respetando siempre la vida, dignidad y la honra de las personas”.

En este mismo escenario, el presidente del Grupo Editorial El Siglo y La Estrella (GESE), Eduardo Quirós, puntualizó: “Estamos frente a una sentencia importante que valora la calidad del trabajo que hace el grupo GESE, pero más importante, que respeta el libre ejercicio del periodismo”.