Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Nacional

Iglesia católica pide más solidaridad y menos 'viveza criolla' ante la pandemia

El arzobispo pidió que ante la crisis prevalezca la solidaridad y un freno a la insensatez de evadir las normas sanitaria

En medio de su homilía dominical de este domingo 2 de agosto, el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, hizo un llamado a la reflexión para que prevalezca el sentido de "sensibilidad, unidad, solidaridad y generosidad, para superar retos como país"; al tiempo que pidió un alto a la insensatez por aquellos que "evaden los controles policiales para estar en reuniones multitudinarias absurdas".

Iglesia católica pide más solidaridad y menos 'viveza criolla' ante la pandemiaArchivo | La Estrella de Panamá

Durante su sermón, Ulloa expresó que "una vía para salir de la crisis del coronavirus es crear espacios de “concertación nacional basado en principios de diálogo, justicia y paz social, sin politiquerías, sin intereses particulares, sin cálculos, sin mezquindades”, dijo y agrega ”ahora más que nunca para superar la cifras de desigualdad y pobreza".

Sobre esto mismo el arzobispo puntualizó: "Es momento de que entendamos que solo podemos alcanzar bienestar si todos tenemos acceso a condiciones de vida justas. Ahora entre todos podemos fijar un rumbo nuevo, ya sabemos la ruta que nos ha dado el éxito en el pasado: transitemos por ella y fortalezcamos los valores del bien común en nuestro país", comentó Ulloa en el marco de la fiesta de la Santísima Trinidad.

El obispo mayor también pidió un cambio en el ”juega vivo", citando a los empresarios, por sus reclamadas pérdidas económicas. Para los líderes, los cálculos políticos de aceptación general. Para los especuladores, la creatividad amoral que les permita aplicar el dicho 'en río revuelto, ganancia de pescadores'".

Ulloa considera que incluso "los emprendedores son víctimas de estos ajustadores de lo ajeno. Miles de pequeñas y medianas empresas deben redefinirse ante la falta de ayuda estatal y de las corporaciones que hasta hace unos meses compraban sus productos".

Igualmente, el monseñor dedicó unos minutos para hacer un llamado de alto a la insensatez, luego de que en los últimos días se conocieran casos de ciudadanos y autoridades incumpliendo las normas sanitarias ordenadas por el Gobierno.

“Están los superhéroes de la insensatez, que evaden los controlespoliciales para estar en reuniones multitudinarias absurdas, que a los días terminan siendo un nuevo foco de contagio (...) no podemos ejercer la viveza criolla para transgredir lasnormativas de prevención. No es inteligente. Es suicida. O peor, es homicida”, sentenció Ulloa.