Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Nacional

Violencia doméstica baja 17% en ochos meses de 2020

En el mes de abril fue la caída más fuerte en las denuncias de violencia doméstica. El Ministerio Público registra 532 denuncias. Luego de la eliminación de la veda a la venta y consumo de bebidas alcohólicas, se incrementaron las denuncias

La violencia doméstica conlleva graves riesgos para la salud de las víctimas tanto a nivel físico como psicológico.Shutterstock

La Fiscalía de Panamá recibió entre enero y agosto pasado 9,595 denuncias por violencia doméstica, 17% menos frente al mismo periodo de 2019, según datos de la institución.

Las cifras del Ministerio Público, publicadas mensualmente, detallan que hasta agosto de 2019 se recibieron 11,568 denuncias de violencia doméstica que se ajustan al artículo 220 del Código Penal.

“La cuarentena ha hecho el trabajo del agresor, debido a que hay una persona con más poder y una con más vulnerabilidad... En la etapa de la cuarentena, las estadísticas muestran que durante la ley seca, los índices de violencia doméstica bajaron”.

Este 2020, de los ocho meses reportados, Panamá ha estado cinco meses en cuarentena para frenar la propagación de la covid-19. Ese puede ser un elemento que frenó las denuncias por violencia doméstica.

Panamá se cerró en marzo y no es hasta finales de agosto que empieza a flexibilizar las medidas de movilización.

Violencia doméstica baja 17% en ochos meses de 2020

En los tres primeros meses, enero, febrero, marzo, se reportaron 4,225 casos de violencia doméstica.

En el mes de abril fue la caída más fuerte en las denuncias de violencia doméstica. El Ministerio Público registra 532 denuncias. En ese momento todo el país se mantenía en cuarentena por la llegada del virus respiratorio que se originó en Wuhan, China.

SECUELAS
Investigaciones de las secuelas de la violencia doméstica
La violencia doméstica conlleva graves riesgos para la salud de las víctimas tanto a nivel físico como psicológico.
El impacto emocional que genera esta situación es un factor de desequilibrio para la salud mental, tanto de las víctimas como de los convivientes, reconoce un informe de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria.

“La cuarentena ha hecho el trabajo del agresor, debido a que hay una persona con más poder y una con más vulnerabilidad... En la etapa de la cuarentena, las estadísticas muestran que durante la ley seca, los índices de violencia doméstica bajaron”, revela un informe elaborado por el equipo de asesoría legal del Centro de Atención Integral del Inamu.

Dicho análisis es el resultado de los diversos testimonios recogidos de las líneas del Inamu, que demuestran que el consumo irresponsable de bebidas alcohólicas es un detonante de los delitos de violencia doméstica.

“Algunas mujeres manifiestan que sus parejas son menos agresivas cuando no están bajo los efectos del alcohol”, señala el informe del Inamu.

En mayo, el Centro de Estadísticas del Ministerio Público reportó 1,111 denuncias por violencia doméstica, 579 más que en abril. En el mes de mayo las autoridades de Panamá levantaron la medida de ley seca y permitieron el consumo de bebidas alcohólicas.

La tendencia para el siguiente mes, junio, fue lo mismo y los casos crecieron a 1,250. En julio, 1,076 denuncias de violencia contra la mujer y en agosto 1,401.

Las medidas de cuarentena que han adoptado los gobiernos para contrarrestar la propagación del nuevo coronavirus plantean nuevos retos en la lucha contra la violencia doméstica. Muchas víctimas, incluyendo a los niños, pueden llegar a convivir días completos con sus posibles agresores, sin tener mecanismos amigables para denunciar o acceder a los programas de ayuda de las instituciones públicas, advirtió ONU Mujeres y organismos de derechos humanos que abordan el tema.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que la exposición a eventos traumáticos que genera la violencia contra la mujer, puede causar estrés, trastornos del sueño, miedo y desolación, lo que puede provocar depresión e intentos de suicidio. La exposición temprana de violencia y otros traumas pueden jugar un rol importante para predecir la violencia y la depresión.

La semana pasada, a solicitud del Ministerio Público representado por la fiscal Isis Agrazal, se llevó a cabo una audiencia donde –mediante acuerdo de pena– fue condenado un hombre a 75 meses de prisión por el delito de violencia doméstica.

Los hechos ocurrieron el 5 de agosto de 2019, en el distrito de Penonomé, en donde la víctima, expareja del agresor, en reiteradas ocasiones fue golpeada y además herida con arma blanca.

La jueza validó los acuerdos de pena y el tratamiento terapéutico multidisciplinario, y como pena accesoria la prohibición de acercarse a las víctimas, una vez cumplida la condena de prisión.

La mayor cantidad de las denuncias de violencia doméstica en lo que va del año, procede de la provincia de Panamá Oeste. Le siguen el distrito de Panamá y San Miguelito.

La violencia contra las mujeres también afecta a los niños, porque viven escuchando cuando el agresor emite violencia, lo que causa un impacto en su vida. “Es un factor de riesgo a futuro porque pueden convertirse en víctimas o victimarios”, advirtió el Inamu.

La violencia doméstica conlleva graves riesgos para la salud de las víctimas tanto a nivel físico como psicológico. El impacto emocional que genera esta situación es un factor de desequilibrio para la salud mental, tanto de las víctimas como de los convivientes, reconoce un informe de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria.

El Ministerio Público de Panamá describe la violencia doméstica cuando se hostiga o se agrede de forma física, psicológica o patrimonialmente a otro miembro de la familia.

La denuncia puede ser presentada por la víctima, familiares, o un tercero conocedor del hecho, y no requiere de ningún tipo de formalidad.

Información valiosa que se necesita es el nombre de la persona agresora y de ser posible dónde ubicarla, precisar el vínculo existente entre la víctima y el agresor. Además, lugar del hecho y nombre de testigos, si cuenta con ello.