Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Nacional

Primera fase de vacunas contra la covid-19 no llegará a todos por igual

Se priorizará a la población vulnerables adultos mayores de 60 años, pacientes con enfermedades crónicas y grupos esenciales en la primera línea en la lucha contra la pandemia: personal de salud y de seguridad pública.

Pfizer y BioNTech acuerdan suministrar a Perú vacuna candidata contra la covid-19
Diversos países del mundo luchan en una carrera contrarreloj para obtener la cura contra la covid-19.Archivo / La Estrella de Panamá

La directora del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Itzel Hewitt, advirtió que en esta primera fase de adquisición de la vacuna contra el virus de la enfermedad de la covid-19 no todos tendrán acceso a la inmunización, luego de que este lunes, 28 de septiembre, el Gobierno Nacional anunció que Panamá se adhirió a un mecanismo para regional denominado Covax para garantizar su acceso de forma equitativa.

"Todos tenemos hijos nietos, sobrinos primos, tías, familiares, que están pendientes de la vacuna, pero en este momento (en esta primera fase) lastimosamente con la introducción de la vacuna no va haber disponibilidad para todo el mundo. Tenemos que ser claros, a medida que vaya abriéndose la demanda de vacuna, nosotros le podemos  ofertar a la población  panameña por grupos específicos cuáles sería el próximo grupo a recibir a vacuna", afirmó Hewitt, en declaraciones a Televisora Nacional.

Covax Facility es un mecanismo de acceso a vacunas contra la covid-19 creado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con la participación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La coalición, conformada por 172 países para acelerar la búsqueda de una vacuna eficaz para todas las naciones,  planea que 2,000 millones de dosis sean distribuidas equitativamente para finales de 2021.

En este contexto, Hewitt aclaró que el país solicitó a los organismos internacionales el acceso a la vacuna para el 28% de la población panameña, entre ellos se incluyó a los grupos de adultos mayores de 60 años, todos los funcionarios de Salud, todos los pacientes con enfermedades crónicas y todos los grupos esenciales están en la primera línea de acción: funcionarios de salud, seguridad nacional (policías, bomberos  y Sinaproc, Migración y Aduanas.

Sin embargo, la OPS les indicó que solo tienen para asegurar el 20% del abastecimiento de todos los países síndicos de esta estrategia. Pero tomando en cuenta ese porcentaje y al analizar la población priorizada se consideró que la cobertura sería aún menor y a dos grupo específicos.

"Ese 20% era lo más pronto que podríamos garantizar la compra, pero después de hacer la suma de los grupos priorizados en el primer momento bajamos a un 13% para garantizar la vacuna a los funcionarios de Salud y a los adultos mayores de 60 años", apuntó.

Hewitt explicó que con ese 13% indica que Panamá debe abonar a más tardar al 9 de octubre $1.9 millones, suma que  forma parte de $12 millones que tenían que entregar aproximadamente para cubrir la primera fase.

Precisó que el único problema que se tienen es que la OPS está solicitando esta cantidad pero "no es reembolsable", debido a que es para hacer los trámites logísticos y para cuando llegue la vacuna se tiene que tener la disponibilidad inmediata para entregarle los $11.7 millones restantes para iniciar la primera etapa.

Recordó que al país que ya se le asignó $20 millones para todo el trámite de ingreso de la vacuna para que así el país pueda tenerla en un plazo de tiempo más corto. Adelantó que por el momento solo están esperando que se seleccione la vacuna más segura. Y mientras que eso sucede Panamá ya trazó una ruta a través del Ministerio de Salud para la protección y desplazamiento de la vacuna a ciertas áreas del país.

El pasado 22 de septiembre, el Consejo de Gabinete aprobó en su sesión de este martes, reservar $20 millones provenientes del Fondo de Ahorro de Panamá, para la adquisición de la vacuna más segura y eficaz que finalmente se produzca para controlar de manera permanente el virus la covid-19.

Detalló que una vez que llegue la vacuna, por allí mismo se despachará a las regionales de Salud. También aclaró que la vacuna será completamente gratuita, pero no será obligatoria, pese a los riesgos de contagios que representa el virus y que la ley así lo exige. La ley 48 del 7 de diciembre de 2007, en su primer artículo indica que las vacunas son gratuitas y obligatorias.

"Hasta hoy no se ha indicado que el Estado va a utilizar la obligatoriedad para aplicar la vacuna. Vamos a trabajar por demanda de contagios y cada persona que quiera acceder a la vacuna y si forma parte del grupo seleccionado con mucho gusto se la proporcionamos", sostuvo Hewitt.

A su vez destacó que actualmente Panamá está utilizando dos mecanismos para adquirir la vacuna, que serían a través del Covax debidamente testada y autorizada por la OMS y la que se está negociando a nivel bilateral que la va decidir una comisión presidida por los ministros de Estado, Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Ministerio de Salud (Minsa) y Relaciones Exteriores, y bajo las recomendaciones de un grupo técnico asesor.

Panamá forma parte de la Coalición para las Innovaciones de Preparación para Epidemias (Coalition for Epidemic Preparedness Innovations, CEPI), una asociación que trabaja a un velocidad sin precedentes ocho proyectos de desarrollo de vacunas contra la COVID-19, de la mano de distintas compañías farmaceúticas, gobiernos y academia. 

La CEPI ha intervenido en el desarrollo de vacunas contra el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS), virus Lassa, Nipah y Ébola.