Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Nacional

Tomás Altamirano Duque, el adiós a un político de diálogos y consensos

Empresario, político y caminante con sentido social. Con gran arraigo al distrito de Chepo, así recuerdan al exvicepresidente 'Fito' Duque, fallecido este miércoles

Como un empresario exitoso con una trayectoria política marcada por la búsqueda de consensos, así recuerda Mireya Moscoso, expresidente de la República (1999-2004) al ex vicepresidente Tomás Gabriel Altamirano Duque, cuyo fallecimiento fue confirmado este miércoles.

Altamirano Duque ejerció el cargo de vicepresidente de la República entre 1994 y 1999.Archivo | La Estrella de Panamá

“Fue un empresario exitoso; lo vimos en La Estrella de Panamá, 'La Decana', que fue de la familia Duque. Como político fue respetuoso, buscaba consensos y trataba de entablar conversaciones con quienes lo adversaban. En la Asamblea fue un excelente diputado y luego un excelente vicepresidente”, dice.

Según las memorias de la exjefa de Estado, 'Fito' Duque fue un propiciador de encuentros y diálogos por excelencia. “Cuando estuvimos en la Presidencia, a pesar de que era un adversario, siempre estuvo dispuesto a apoyarnos en torno a las leyes que eran buenas para el país. Hemos perdido a un gran político y a un gran amigo”.

“Nos duele ver su partida; lo sentimos y sé que hay panameños que lo conocieron muy bien y que hoy también lo sienten”, agrega.

Durante su andar sociopolítico, 'Fito' Duque se desempeñó como ministro de Estado, director del Instituto Nacional de Cultura y Deporte (Incude), legislador de la República, fue diputado representando al distrito de Chepo, ejerció labores como ministro de Obras Públicas así como la dirección del Instituto de Vivienda y Urbanismo.

James Aparicio, periodista y director del diario Metro Libre, comenta que los ideales de 'Fito' Duque se gestaron en el seno de una familia que fue fundadora de la República; históricamente vinculada a La Estrella de Panamá, donde desde muy joven “asumió el control, en medio de un cambio en la sociedad panameña cuando una alianza de civiles, empresarios y militares gobernaban en el país”.

“Fue de esos empresarios que se encantaron con el general Torrijos y el movimiento militar nacionalista que rompió la vida pública en 1968. De esas personalidades que ya no vas a encontrar”, apunta.

Demetrio Olaciregui, periodista y analista político, describe al ex vicepresidente como un político habilidoso para comprender cada momento del acontecer nacional en el que tuvo una gran incidencia durante el ejercicio de sus cargos públicos. “Creo que un hecho sobresaliente fue el haber promovido el indulto a los militares que ya habían pagado en su momento cuatro y cinco años de cárcel, un hecho que nadie en este país tuvo la valentía de hacer y Altamirano Duque, con todo el costo político que representaba, logró. Ese es un legado muy importante que hay que reconocer”.

Olaciregui remarca la estrecha vinculación del personaje con el desarrollo del distrito de Chepo, lugar en el que echó raíces, vivió y se desempeñó como político y empresario.

“Fito' fue un gran amigo, un hombre muy espontáneo y franco en su trato con los demás, a su modo. Además, fue uno de los fundadores de La Estrella de Panamá”, arguye.

Mediante una resolución, la Asamblea Nacional lamentó este miércoles el fallecimiento de Altamirano Duque, a quien definió como un “empresario, político e ilustre personaje de la vida pública panameña”.