26 de Sep de 2021

Nacional

Asamblea aprueba en tercer debate ley que fija descuentos en matrículas de colegios y universidades particulares

Dirigentes de colegios particulares advierten que éste proyecto desconoce la libertad de empresa, así como también el estado de derecho en que vivimos

educa
El proyecto deberá ser remitido al Órgano Ejecutivo para su veto o sanción.Cedida

El pleno de la Asamblea Nacional aprobó este jueves en tercer debate el proyecto de ley 508, por el cual se regula el porcentaje de descuentos a las escuelas y universidades particulares, con la modalidad de enseñanza es virtual, semipresencial y presencial.

La iniciativa propuesta por el diputado oficialista Leandro Ávila fue aprobada a pesar del rechazo de la Asociación de Universidades Particulares de Panamá (AUPPA) y de la Unión Nacional de Centros Educativos Particulares.

Ramiro Almanza, de la Asociación de Colegios Particulares de Panamá Norte (Acopan), advirtió de la preocupación de las escuelas pequeña que forman parte de esta agrupación, por los efectos que para ellas pueden tener algunos artículos de esta ley.

Almanza manifestó que se tiene que valorar el hecho de que cualquier empresa para operar depende del balance de sus ingresos y gastos, y si sus gastos son mayores, indudablemente no podrán operar.

En tanto Óscar León, de la Asociación de Universidades Particulares de Panamá (AUPPA), advirtió que recargar una responsabilidad como ésta a un sector significa la quiebra de estos sectores. 

Manifestó que éste proyecto de ley desconoce la libertad de empresa, así como también el estado de derecho en que vivimos.

“Cada padre de familia está consciente que tiene un contrato y no debemos asumir que todos los colegios y universidades están violentando ese contrato. Esto es un atentado contra la seguridad jurídica que Panamá necesita para generar empleos”, destacó.

Advirtió que un descuento del 20 y 30 % para todas las modalidades, sin definir por cuánto tiempo, y cuando además requieren que se cumpla con la calidad en su plataformas sin que puedan cobrar por el servicio que están ofreciendo y prohibiendo la destitución del personal docente, administrativo y colaboradores; pone contra la pared a los colegios y universidades particulares.