28 de Sep de 2021

Nacional

CSS ha utilizado más de $805 millones de sus reservas en los últimos tres años para afrontar déficit

En 2020, ante la crisis, la CSS optó por inversiones a corto plazo que rinden menos, en lugar de inversiones a largo plazo con mejor rendimiento

Lau Cortés
Lau Cortés indicó que a pesar que la entidad ha registrado una reducción en la recaudación e ingresos, la institución no está en quiebra.Gustavo A. Aparicio O./La Estrella de Panamá

La Caja de Seguro Social (CSS) ha utilizado al menos 805.9 millones de dólares de sus reservas en los tres últimos años para poder financiar los déficits que ha tenido la entidad, principalmente en el subsistema de beneficio definido del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

De acuerdo con el director de la CSS, Enrique Lau, al ingresar menos recursos al subsistema exclusivo de beneficio definido, donde se encuentra la mayoría de jubilados y pensionados, se gasta mucho más dinero, ya que luego de aprobada la Ley 51 de 2005, que incluyó el nuevo subsistema mixto, la cantidad de personas que entran a contribuir directamente al fondo de beneficio definido es menor que la cantidad de personas que se están jubilando.

"Para compensar eso la Caja de Seguro Social ha tenido que utilizar las reservas de ese fondo, y en el 2018 se tuvo que utilizar $48 millones, en el 2019 se usaron $249.9 millones y de acuerdo con un informe preliminar de 2020 ya va por $507 millones, por lo cual es evidente que es tiempo de sentarse y buscar soluciones entre toda la sociedad", indicó.

Rendimiento de las reservas bajaron en 2020

En tanto, según el subdirector de la CSS, Francisco Bustamente, indicó este jueves en la sustentación de la situación financiera de la CSS ante la mesa plenaria del Diálogo por la CSS, que el rendimiento de las reservas institucionales de la Caja de Seguro Social en el subsistema exclusivo de beneficio definido del programa de IVM, se redujo en al menos $328.33 millones en 2020, en comparación con el rendimiento registrado en 2019.

La disminución en los rendimientos de las reservas institucionales también fue evidente en 2020 en la gestión administrativa, con al menos $47.59 millones menos; en Enfermedad y Maternidad, $70.89 millones menos; y en Riesgos Profesionales, al menos $60.27 millones, según Bustamante.

La sumatoria de la disminución de estos rendimientos representa un déficit total de al menos $507.08 millones solo para el año 2020.

"Estos números indican que las reservas disminuyeron todas, debido a que los ingresos que se obtuvieron fueron menores que los gastos. Las reservas prácticamente son un ahorro que tiene la institución, y tuvimos que tocar ese ahorro para cubrir los gastos", detalló el subdirector de la entidad de seguridad social del Estado.

Explicó que en el subsistema mixto de capitalización no hay jubilados ni pensionados, y obviamente es un fondo que está acumulando recursos, pero el de beneficio definido cada vez tiene menos cotizantes que se convierten en beneficiarios y es el que tiene el déficit principal.

Bustamante explicó que ante el bajón en el rendimiento de las reservas debido a la crisis sanitaria, en donde se esperaba el cierre de empresas y actividades, la administración previó una caída de ingresos y en vez de tener inversiones a largo plazo, que rinden más, se optó por inversiones de corto plazo, que rinden menos.

"Así garantizamos el flujo de caja, el efectivo para poder hacerle frente a las obligaciones. Obviamente eso significó una baja del rendimiento, porque se tomó una posición de liquidez en vez de irnos a más largo plazo", aseguró.

Sostuvo que todos los rendimientos bajaron, y fue un efecto combinado, "invertir en activos de bajo rendimiento" y que "todos los rendimientos cayeron, eso influyó en el rendimiento total".