26 de Sep de 2021

Nacional

Tránsito de migrantes llevará a defensorías Panamá, Colombia y Ecuador homologar estrategia

La próxima semana la Defensoría del Pueblo de Panamá junto con sus homólogas de Colombia y Ecuador buscarán garantizar los derechos de los migrantes

Defensoría de Pueblo migrantes
Los migrantes llegan a los primeros poblados en la provincia de Darién tras una larga travesía por la selva.Cedida

La próxima semana representantes de las defensorías de pueblo de Panamá, Ecuador y Colombia se reunirán en este último país, para buscar una estrategia que garantice los derechos humanos de los miles de migrantes que se encuentran represados en la frontera colombo-panameña y, que tiene a las autoridades de los países de tránsito en alerta.

Este viernes, el titular de la Defensoría del Pueblo, Eduardo Leblanc, a través de un comunicado de prensa, dio a conocer que en una conversación telefónica con su homólogo de Colombia, Carlos Camargo Assis, coincidieron en que el preocupante éxodo masivo "obliga a las autoridades a establecer un plan urgente" para atender la situación.

"La inminente llegada de un número considerable de migrantes exige que los países de tránsito como Ecuador, Colombia y Panamá se preparen y los Defensores del Pueblo en estos países garanticen el flujo de estas personas protegiéndoles sus derechos humanos", destacó Leblanc en la nota.

Asimismo, la Defensoría panameña solicitó mediante nota una reunión urgente con las autoridades del Ministerio de Salud, Relaciones Exteriores, Ministerio de Gobierno y Ministerio de Seguridad Pública para atender las medidas provisionales que pide la Corte Interamericana de Derechos Humanos a Panamá en asegurar la vacunación contra la covid-19 a todos los migrantes.

Se estima que 30 mil migrantes han cruzado la selva del Darién en Panamá y los meses de junio y julio, el paso de los migrantes, alcanzará cifras récord ya que antes pasaban 300 al día por bajo chiquito y en los últimos días se están recibiendo de 800 a 900 en un solo día, según la Defensoría del Pueblo de Panamá.

La mayoría de estos migrantes proceden son originarios de Haití, Cuba y Sudamérica a quienes Ecuador, Colombia, Panamá y el resto de Centroamérica le sirven de camino para llegar a Norteamérica.

Ya el titular del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), Oriel Ortega, indicó que aunque los países solo sirvan de tránsito, los migrantes deben respetar las regulaciones nacionales de cada uno de países.

"La situación de la migración en Panamá no se nota, debido al aumento de controles, campamentos y demás", dijo Ortega, quien indicó que hasta el momento, más de 26 mil haitianos y al menos siete mil cubanos han transitado por el país.

Por su parte, la agencia de noticias EFE informó que el presidente colombiano, Iván Duque también se ha manifestado al respecto de la situación que aqueja al municipio de Necoclí, Antioquia (noroeste) y sostuvo una charla charla virtual con el Council of Foreign Relations de Nueva York.

Duque cree que este éxodo es un asunto que debe ser resuelto entre varios países.

La nota de EFE recoge que solo la semana pasada, las autoridades indicaron que en la comunidad de Necolí habían varadas unos 25 mil migrantes.

Los migrantes están a la espera de conseguir una lancha que les lleva a un punto en Panamá, para entonces caminar por la selva de Darién hasta avanzar a los poblados y hasta ubicarse en la Estación de Recepción de Migrantes, donde coordinan el tránsito por la república hasta ser recibidos en la próxima estación en Chiriquí, para finalmente, coordinar su entrada a Costa Rica.