28 de Nov de 2021

Nacional

Querellantes en caso 'pinchazos' refuerzan su equipo de abogados

El abogado Ortiz, al referirse a la lectura en la audiencia de unos correos electrónicos de índole electoral, dijo que estos fueron alterados

Querellantes en caso 'pinchazos' refuerzan su equipo de abogados
La perredista Balbina Herrera se presentó en la oficina del Sistema Penal Acusatorio con el abogado Nicomedes Castillo.Daniel González | La Estrella de Panamá

Los querellantes en el juicio seguido al ex presidente de la República Ricardo Martinelli anunciaron ayer la inclusión del abogado Nicomedes Castillo a su equipo de abogados.

Castillo en este mismo proceso fue abogado del exalcalde capitalino Juan Carlos Navarro, quien desistió continuar como querellante en este caso.

Balbina Herrera, una de las querellantes del caso confirmó que Castillo se incorpora como parte del equipo de abogados, sumándose así a Carlos Herrera Morán Delegado, Carlos Herrera Morán padre, además de Johans Jaramillo y Cecilia Torres.

“Se necesita de este apoyo, sobre todo de alguien que ya conoce del proceso, porque se están leyendo todos los cuadernillos y es importante porque esto es sumamente agotador. Se necesita que más abogados que hayan estado vinculados al caso estén con los querellantes”, expresó Herrera.

La defensa de los querellantes la integran, además, los abogados Omar Sing Hernández, Roberto Garrido y Jhair Sing Toribio.

Martinelli: Proceso se caerá

Justo antes de las declaraciones de Balbina Herrera, el expresidente Martinelli al salir de la audiencia se limitó a decir ya estaba aburrido de este proceso y que el caso se va a caer porque presentarán pruebas contundentes para ello.

Al respecto, Herrera señaló que “el señor Martinelli está viviendo un mundo de irrealidad y de ilusiones”.

“Pareciera que él no sabe lo que está ocurriendo a su alrededor. En el juicio pasado se leyeron los cuadernillos y allí se consolida todo lo que se hizo en el Consejo de Seguridad; él se aburre, pero cómo no se aburría cuando estaba de presidente del Consejo de Seguridad que se reía de todas las grabaciones que se tenían”, indicó.

“Que ponga los pies sobre la tierra, porque lo que él hizo tiene que sentar un precedente en este país”, enfatizó Herrera.

Audiencia avanza lentamente

Este lunes en la audiencia se continuó con la lectura de las carpetillas del caso, más específicamente información relativa a boletines electorales de 2014.

En tal sentido, Roniel Ortiz, uno de los abogados de Martinelli sostuvo que el fiscal ha tenido muchos problemas para poder leer sus pruebas, y señaló que el Ministerio Público hizo un intento de no tener que leer lo que ellos propusieron, pero la defensa les dijo que querían la lectura total de cada uno de los documentos.

Al referirse a la lectura de los boletines electorales contenidos en unos correos electrónicos de supuestas víctimas de pinchazos telefónicos, Ortiz manifestó que es una aberración jurídica haber estado perdiendo el tiempo o rellenando un expediente de cuestiones falsas.

“Todos esos correos fueron alterados, todos esos correos nacieron de un solo cerebro que se llamaba Rolando López Pérez y ese es el caso que estamos enfrentando en este tribunal, un caso absurdo, donde la política tiene la mano metida”, dijo.

En tanto, el abogado querellante Carlos Herrera Morán Delegado manifestó que lo que se ha leído en los últimos dos días corresponde a información de carácter totalmente electoral.

No obstante, señaló que esta información es parte de unos correos electrónicos que se mandaban dos altos dirigentes de un partido político, pero que la norma obliga a que si está incorporado dentro del medio de pruebas, hay que leerlo.

Morán precisó que es importante destacar que en la sesión anterior y la de ayer lunes, se ha tratado por parte del Ministerio Público de elevar una moción para que las cosas puedan avanzar más rápido, suprimiendo algunos elementos de lectura, pero enfatizó que ha sido precisamente la defensa la que se queja del poco avance, la que ha truncado esta posibilidad pidiendo que se lea hasta lo más mínimo.