29 de Nov de 2021

Nacional

Acusan a la Contraloría de retener los contratos para la compra de medicamentos

Un grupo de pacientes mencionó que cada minuto que una persona espera por su medicamento, impacta en su calidad de vida.

Acusan a la Contraloría de retener los contratos para la compra de medicamentos
Miembros de la Asociación de Enfermedades Críticas, Crónicas y Degenerativas de PanamáLarish Julio | La Estrella de Panamá

La Asociación de Enfermedades Críticas, Crónicas y Degenerativas de Panamá (Fenaeccd) criticó a la Contraloría General de la República de retener y no refrendar 133 contratos relacionados con la compra de medicamentos de la Caja de Seguro Social (CSS).

Ema Pinzón, representante de la federación, explicó en conferencia de prensa que los 133 contratos retenidos forman parte de los 617 renglones de medicamentos de la CSS, y que se desglosan de la siguiente manera: 112 contratos de compras de medicamentos de la licitación de febrero de 2021. Siete contratos de la extensión de la licitación de 2018 relacionado a medicamentos biotecnológicos de alta complejidad y 14 contratos que se mandaron por estado de emergencia.

Pinzón defendió que el equipo de la CSS se ha organizado para la compra de los medicamentos, pero la Contraloría no está haciendo su parte y solo obstaculiza el trabajo de la CSS.

“Si yo hice una licitación en febrero de 2021, cómo es que estamos en octubre y todavía el contrato no se ha refrendado. ¿Qué es lo que está pasando en la Contraloría? Será que no tienen dinero y no lo dicen, será que quieren favorecer algún proveedor y no lo dicen. Si es por alguna falta de personal que lo digan, si los contratos tienen alguna falla que lo digan, pero no puede ser que estén aguantando los contratos”, criticó la representante de Fenaeccd.

La federación demanda que “la Contraloría genere el mecanismo para agilizar la compra de medicamentos de forma más expedita, dado que en estos momentos tarda más de seis semanas en refrendar un contrato, a pesar de saber que son imprescindibles para la salud de los asegurados”.

Pinzón reveló que alrededor del 30% de medicamentos de la lista oficial de medicamentos, está desabastecido en el depósito central y 16% en las farmacias. El porcentaje más alto de los últimos años. Cerca de 100 pacientes con enfermedades críticas (linfomas, leucemias, esclerosis múltiple remitentes recurrentes, esclerosis lateral amiotrófica-ELA, hemofilia, etc.) necesitan terapias de rescate y no la reciben.

Entre los medicamentos que se encuentran desabastecidos, según Fenaeccd. está: inmunoglobulina, lenalidomida de 25 mg, bortezomib (solo llega en pequeñas cantidades), mitoxantrone, ibrutinib 140 mg, venetoclax 100 mg, pomalidomina 4 mg, emicizumab 30 mg, brentuxinad 50 mg, eltrombopag 25 mg, factor VIII Von Willbrand, tiene hasta noviembre y no han iniciado la nueva compra.

De acuerdo con la federación, todo esto sucede cuando solo se han utilizado $52 millones (22%) de $240 millones asignados al presupuesto para la compra de medicamentos para 2021, que les daría un panorama “tétrico” para el presupuesto de 2022, ya que podría sufrir una reducción al no haberse utilizado en su totalidad el presupuesto de 2021. Por lo que advierten que se está a pocos días del cierre fiscal que frenaría las compras.

“Nos preocupa saber qué va a pasar el otro año, con un presupuesto sin ejecutar este año. Actualmente el presupuesto de Salud se reduce si no se utiliza, esto viene ocurriendo año tras año. Es necesario establecer un porcentaje fijo para garantizar que no se reduzca un presupuesto aun si no se gastó. Si esto no ocurre, seguiremos sin resolver la situación, la que cada año será más grave, porque el dinero aprobado no es suficiente. Vemos con tristeza que el presupuesto garantiza salarios y gastos generales, sin embargo, no garantiza el suministro de medicamentos que salvan vidas, en forma oportuna”, mencionó Fenaeccd.

Los pacientes demandan al Gobierno priorizar y asignar un presupuesto de emergencia para los medicamentos tanto de las enfermedades que suponen riesgo de muerte, como para el control de enfermedades crónicas; y hacer uso transparente de los $37 millones recientemente asignados a la CSS mediante un traslado de partida aprobada por la comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional para comprar insumos médicos, priorizando los medicamentos.

Pinzón adelantó que si el llamado que hacen para que se atienda la compra de los medicamentos no tiene acciones por parte del presidente y las autoridades competentes, cerrarán calles como medida de presión.