29 de Nov de 2021

Nacional

Cuatro aprehendidos en el caso de la Lotería Nacional

Se trata de tres funcionarios que laboraban en la institución y ostentaban cargos directivos, y un particular. La fiscalía investigó que, aprovechando su cargo, guardaban billetes y chances y si salían premiados mandaban a un tercero a cobrar los premios

Cuatro aprehendidos en el caso de la Lotería Nacional
Javier Caraballo, procurador encargado, brindó a los medios de comunicación detalles sobre la investigación.A. Saltiel | La Estrella de Panamá

Tres funcionarios de la Lotería Nacional y un particular fueron aprehendidos provisionalmente este miércoles por el supuesto delito de peculado doloso en el caso de las investigaciones que arrojaron irregularidades en el cobro de premios de la Lotería Nacional.

El procurador encargado de la Nación, Javier Caraballo, indicó que al momento que se registraron los hechos, los funcionarios ocupaban los cargos de: director de Operaciones; Dirección de Entrega de Chances y Billetes y la directora provincial de Panamá. Estas personas continuaban laborando en la institución al momento en que fueron detenidas provisionalmente por la Fiscalía de Atención Primaria en materia Anticorrupción, que no descarta nuevas aprehensiones.

Los funcionarios, aprovechándose de su cargo, se hacían de billetes y chances y cuando pasaba el sorteo y el número resultaba ganador, mandaban a terceros a cambiar los premios. Las autoridades descubrieron que, con los premios de varios sorteos sucesivos, los ganadores se iban a celebrar a resorts la buena suerte que habían tenido en la Lotería.

“Podemos decir que aún no se tiene un arqueo que permita determinar la cantidad de dinero que cobraron” los funcionarios con esta práctica delictiva, dijo el procurador. Pero cada semana ganaban una cantidad que tal vez no se trataba de grandes sumas, pero la acumulación de estas motivó a las autoridades a realizar la pesquisa.

Además de lo anterior, la fiscalía recabó evidencias que vinculan a estas personas con los hechos. Durante la diligencia de allanamiento se hallaron documentos públicos en casa de los involucrados, cuando deberían reposar en la Lotería, lo que motiva a la fiscalía a imputar otros cargos en la audiencia que se celebrará próximamente ante un juez de Garantías para legalizar las aprehensiones y los allanamientos.

Aunque las autoridades no encontraron irregularidades en el cobro del Gordito del Zodiaco, que paga un millón de dólares, esta investigación nació en marzo pasado a raíz de las denuncias públicas que se hicieron sobre las irregularidades en el pago de los premios y la devolución de los chances y billetes de lotería.

Caso Agustín Lara

homicidio

El conductor de la moto que se empleó como vehículo en la que viajaba una segunda persona que mató a tiros al subdirector del Registro Público Agustín Lara, fue imputado este martes como cómplice primario por los delitos de homicidio y tentativa de homicidio en perjuicio de dos personas.

Las autoridades aún no ubican al sujeto que disparó al funcionario mientras se encontraba en un acto de inscripción de adherentes del partido oficial. Tampoco tienen claro el móvil del asesinato, según informaron en reciente conferencia de prensa; están haciendo las investigaciones.

En la audiencia de solicitudes múltiples celebrada el pasado martes en el Sistema Penal Acusatorio de San Miguelito, la fiscal Zulma Dip solicitó la legalización de dos allanamientos excepcionales, con uno de los cuales se logró la aprehensión del imputado el día de los hechos en La Pulida 1, El Crisol, corregimiento José Domingo Espinar.

También logró la legalización de aprehensión e imputación de cargos en contra del joven de 23 años y nacionalidad colombiana que manejaba la moto, quien permanecerá detenido provisionalmente.

Para la solicitud de la medida cautelar, la fiscal Dip se basó en la gravedad y la naturaleza del delito y en los riesgos procesales tales el peligro de fuga, el peligro para la víctima sobreviviente y la familia del occiso, peligro de destrucción de evidencias, además que el imputado no mantiene arraigo laboral ni domiciliario.