Temas Especiales

17 de Ene de 2022

Nacional

'El doloroso humo de la noche',comentarios sobre la obra

El autor, Ernesto Holder, ordena en el tiempo, con la emoción profunda que le imprime a los hechos y los personajes, la realidad íntima de las familias afroantillanas en donde cobra sentido e intención las luchas por la sobrevivencia, los sueños y las aspiraciones, los triunfos y las derrotas de varias generaciones

'El doloroso humo de la noche',comentarios sobre la obra
'El doloroso humo de la noche',comentarios sobre la obra

Desde mi apreciación sociológica, la novela El doloroso humo de la noche de Ernesto Holder es la visión “desde adentro” de lo que ocurre en ese “espacio vital” (que independientemente de la época, las condiciones y las circunstancias) representa para los individuos y para la sociedad… la familia.

Valor Social de la Familia

No es casualidad que la misma sea considerada por la sociología como la unidad básica de la sociedad por su papel de intermediación entre el individuo y la sociedad… lo que garantiza la reproducción misma de nuestra vida social.

Igual, como lo hicieron desde una lógica disciplinaria de las ciencias sociales, Óscar Lewis con Los hijos de Sánchez o Ricardo Pozas con sus Juan Pérez Jolote, en su intento de relevar los aspectos más íntimos y significativos de los casos ejemplares de la familia popular en México, o lo intentara John y Mary Biesanz en su visión fragmentada de la familia panameña en su obra The people of Panama, Ernesto Holder recrea con el poder emocional de la narrativa literaria, en su primera novela El doloroso humo de la noche, el drama íntimo de la familia afroantillana, en la vida de nuestro país; revelando a través de los hechos y personajes centrales los esfuerzos generacionales por construir y formar personalidades y ciudadanos dignos y moralmente conscientes.

Desde esta lógica de interpretación, la novela trasciende fronteras para adquirir valor universal, porque las historias de las familias en cualquier sociedad y cualquier época no son más que el empeño de lograr el equilibrio entre los tres centros de gravedad del comportamiento humano, a saber: la razón, la emoción y los instintos.

La Familia Afroantillana

“Es en esa encrucijada de un destino colectivo impuesto, en que las familias afroantillanas apelan a su cultura, sus saberes, principios y espiritualidad ,como fortalezas necesarias para no naufragar y convertir la adversidad en fuerza inspiradora para soportar los sacrificios y alcanzar el éxito”.

Holder ordena en el tiempo, con la emoción profunda que le imprime a los hechos y los personajes, la realidad íntima de las familias afroantillanas en donde cobra sentido e intención las luchas por la sobrevivencia, los sueños y las aspiraciones, los triunfos y las derrotas de varias generaciones que tuvieron que elaborar, ellos mismos, sus propias respuestas a las dificultades, agravadas por su estatus original de inmigrantes lo que sin duda alguna condicionó integralmente “nuestras vidas” como consecuencia de la xenofobia, la discriminación racial y el racismo vividas en la antigua Zona del Canal como en el resto del territorio nacional.

La nostalgia por las islas del Caribe (Jamaica, Barbados, Trinidad y Tobago, Granada o Martinica y Guadalupe) así como las esperanzas de continuar la travesía propia de nuestra historia como los “nuevos nómadas”,.. primero del África al Caribe, luego del Caribe a Tierra Firme, y ahora de Panamá y la Zona del Canal a los Estados Unidos..., nos revela el afán de alcanzar una existencia plena como ciudadanos y seres humanos libres.

Este horizonte existencial constituye una visión recurrente dentro de la experiencia y los ideales de las familias afroantillanas.

El Doloroso Humo y los Procesos Nacionales

Desde la lógica de la razón, estas circunstancias detalladas en El doloroso humo de la noche explican, por un lado, el comportamiento de los afroantillanos frente y dentro de los principales hechos y acontecimientos de la vida nacional, pero también da cuenta del comportamiento y valoración de la sociedad panameña hacia el antillano y sus familias.

Es en esa encrucijada de un destino colectivo impuesto, en que las familias afroantillanas apelan a su cultura, sus saberes, principios y espiritualidad ,como fortalezas necesarias para no naufragar y convertir la adversidad en fuerza inspiradora para soportar los sacrificios y alcanzar el éxito.

MISIÓN Y VISIÓN Pensamiento Social (PESOC) está conformado por un grupo de profesionales de las Ciencias Sociales que, a través de sus aportes, buscan impulsar y satisfacer necesidades en el conocimiento de estas disciplinas. Su propósito es presentar a la población temas de análisis sobre los principales problemas que la aquejan, y contribuir con las estrategias de programas de solución.

Las páginas de la novela de Holder nos recuerdan que esa importancia vital de la familia en nuestro país no es privativa de las élites económicas, étnicas y sociales hegemónicas sino también parte vital de la contribución de otros “sectores subalternos” que han moldeado a panameños ejemplares que le han dado significado y valor a nuestra nación.

La Nueva Literatura Afropanameña

Por su espíritu crítico, la novela de Holder se adiciona a los esfuerzos literarios iniciales que abordaron la problemática racial en el país como fueron las obras de Joaquín Beleño, Justo Arroyo, Rafael Pernett y Morales. Complementado por las voces poéticas afroantillanas de la nueva literatura afropanameña que incluyen a autores como Melvin Brown, Carlos Russell, Carlos Guillermo Wilson (Cubena), Juanita Mitil, Raúl Holstan, Alberto Smith, Winston Churchill, James y Luis Carlos Phillips para mencionar algunos.

Voces poéticas complementadas por las crónicas sociales urbanas narradas a ritmo del calipso como lo hicieron Lord Cobra, Lord Kontiki, Lord Delicious, Black Majesty, Lord Panamá , Lord Kitty y Sir Valentino entre otros.

En fin, gracias, Ernesto Holder por agregar a la biblioteca del país y a la memoria popular una nueva obra que sin duda alguna ayudará a facilitar una mejor comprensión integral de lo que fuimos, lo que somos hoy y las tareas y compromisos que tenemos todos los panameños sin exclusiones, en el diseño y construcción de nuestro futuro.

El autor es sociólogo. Académico de la Universidad de Panamá.