Temas Especiales

28 de Ene de 2022

Nacional

Los aciertos y desaciertos laborales durante 2021

Desde la óptica de la asesoría laboral, destacamos los pasos de bien y los fallidos durante la pandemia

Entre los aciertos contamos con la vacunación, que desde el punto de vista laboral, el acceso oportuno del Gobierno Nacional a las vacunas y la estrategia de vacunación de la población permitió a diciembre 2021 tener a un 80% de personas vacunadas, lo que impacta directamente en la reactivación de empleos.

El proceso de vacunación fue ejecutado de tal forma, que Panamá, a la fecha, no requiere vacunación obligatoria para ningún trabajador de la empresa privada.

El teletrabajo

La modalidad de teletrabajo, que fue normada y regulada al principio de la pandemia, arrojó resultados positivos durante 2021 en Panamá, ya que muchas empresas adoptaron de forma adecuada la modalidad de trabajo remoto. Más que trabajar desde casa, la cultura del panameño ha permitido el trabajo de forma remota como una opción ideal para las siguientes realidades: balance y calidad de vida, así como la mejor administración del tiempo y objetivos de trabajo lo que permite a los padres, tutores y compañeros pasar mayor tiempo de calidad con sus familias o para cuidado personal. Evitar el tráfico o la excesiva movilización en auto contribuye al cuidado del medio ambiente, y disminuye los gastos de alimentación fuera de casa.

La digitalización del Ministerio de Trabajo y la AIG

Un gran número de procesos administrativos y servicios fueron automatizados y levantados en la nueva página web del Ministerio de Trabajo (Mitradel), evitando aglomeraciones y mayor celeridad en ciertos servicios. Existen muchos espacios de mejora e innovación referentes a la data laboral.

Desaciertos de 2021

La Ley 201 del 25 de febrero de 2021, que estableció medidas temporales para preservar el empleo y normalizar las relaciones laborales, tuvo como enfoque principal prorrogar las suspensiones de los contratos de trabajo durante el año 2021 sin establecer una estrategia clara sobre la preservación y/o creación de plazas de trabajo y fuentes de empleo.

Aunque la ley reguló temas importantes como el subsidio de maternidad para trabajadoras que fueron suspendidas, la Caja de Seguro Social (CSS) mediante “tecnicismos” (ineficiencias de esta administración de la CSS) negó muchas solicitudes del subsidio, recayendo la responsabilidad en empleadores que ya no existían o que no tenían la liquidez.

Esta ley vence el 31 de diciembre de 2021 y aun después de su vencimiento habrá empresas que mantiene trabajadores suspendidos por falta de mecanismos prácticos y actualizados para hacerle frente a la crisis económica.

Los sindicatos

En Panamá, tanto la Constitución Nacional como el Código de Trabajo promueven la formación de sindicatos como “medio eficaz de contribuir al sostenimiento y desarrollo económico y social del país, la cultura popular y la democracia panameña”. En los tres objetivos fracasaron, ya que no se dio la gran unidad o movilización nacional de parte del sector trabajador por falta de verdadera representación y participación de la mayoría obrera en las dirigencias de siempre que cada vez se asemejan más a un partido político que a una organización verdaderamente social.

En el diálogo de la CSS en vez de mantenerse partícipes en la mesa, la representación sindical abandonó dejando por fuera el punto de vista del trabajador asegurado. Aun cuando los términos de negociación no fueran los solicitados por el sector sindical, lo ideal era no abandonar el proceso.

Necesitamos crear una legislación que permita a través de medios tecnológicos y de innovación, generar mayor transparencia en el proceso de sindicalización y así promover que las nuevas generaciones participen del movimiento sindical.

Es importante tener en perspectiva que economías de primer mundo, como la de los Estados Unidos, debido a la pérdida de la fuerza de los sindicatos en ese país hoy están avanzando hacia el derecho a la sindicalización.

El capital semilla de Ampyme

Desde abril de 2020 se creó un Plan Nacional de Recuperación (PNR) donde más de 70 mil mipymes debían poder acceder a programas de activación, créditos preferenciales y préstamos, un proyecto de rescate que sería desarrollado por el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) en conjunto con la Ampyme. Este plan contaría con los fondos otorgados a Panamá por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La Ampyme impidió a un periódico de la localidad la obtención de información pública que involucra el desembolso de millones de dólares del Tesoro Nacional en varias administraciones, incluida la presente. En momento de pandemia muchas empresas mencionaron la dificultad de obtener los fondos y cómo los mismos eran otorgados únicamente por amiguismo con la administración y envueltos en proselitismo político. Estas sumas de dinero tenían el propósito de ayudar al tejido productivo de la mayoría de los panameños.

El futuro laboral

Para el año 2022 los temas que más impactarán son: el aumento del salario mínimo (de darse), el inicio de la aplicación del fuero de paternidad, y el futuro de la CSS.