Temas Especiales

25 de Ene de 2022

Nacional

Aprueban ley que agiliza el proceso de divorcio en Panamá

Se trata de la Ley 269 del 30 de diciembre de 2021 que modifica los numerales 9 y 10 del artículo 212 del Código de la Familia; así como también los artículos 213 y 218 de la citada norma jurídica, publicado en la Gaceta Oficial

Cada año hay más casamientos y uniones... y divorcios también
La ley 269 agiliza el proceso de divorcio.Archivo / La Estrella  de Panamá

La Asamblea Nacional aprobó  un proyecto de ley que agiliza el proceso de divorcio en Panamá. El decreto está publicado en la Gaceta Oficial No. 29445-E, de este jueves 30 de diciembre de 2021.

Se trata de la Ley  269 del 30 de diciembre de 2021 que modifica los numerales 9 y 10 del artículo 212  del Código  de la Familia; así como también los artículos 213 y 218 de la citada norma jurídica. 

La nueva ley atiende una realidad social en que  muchas parejas durante años han tenido que permanecer atadas a la fuerza a su cónyuge por no contar con una legislación que les agilizara el proceso de divorcio. 

Así, con los cambios aprobados en el artículo 212, la nueva ley  estipula que el juez podrá decretar el divorcio cuando exista la separación de hecho por más de uño, aún cuando la pareja viva bajo el mismo techo.

También se puede dar el divorcio con el mutuo consentimiento  de los cónyuges, siempre y cuando cumplan los siguientes requisitos: que los cónyuges sean mayores de edad; que el matrimonio tenga como mínimo un año de celebrado; y que las partes ratifiquen su solicitud de divorcio, transcurridos dos meses desde la presentación de la demanda de divorcio  y antes de los seis meses de la citada presentación. 

Por su parte, el artículo 218 señala que en los casos previstos en los numerales 9 y 10 del artículo 212, el juez solamente podrá decretar el divorcio  cuando en el proceso esté acreditado que se encuentra resuelto lo concerniente a la guarda, régimen de comunicación  y de visita y los alimentos de los  hijos o hijas que tengan derecho a ellos, los cuales tendrán carácter vinculante y obligatorio entre las partes. En cualquier fase del proceso, una o ambas partes podrán acreditar estas circunstancias. 

Según cifras de la Dirección de Registro Civil del Tribunal Electoral (TE), el 2020 cerró con 3,358 divorcios, unos 1,433 menos que en el año 2019 cuando se reportaron 4,791; y solo en enero de 2021 hubo unas 250 separaciones.