Temas Especiales

16 de May de 2022

Nacional

Armadores alertan que Panamá carece de un plan antiderrames en el mar

La ARPA indicó que los derrames "fantasmas" de hidrocarburos y sustancias contaminantes en el mar son producto del alto anclaje

Armadores alertan que Panamá carece de un plan antiderrames en el mar
Derrame de combustible en las inmediaciones de la isla Taboga afecta las costas aledañas.Archivo | La Estrella de Panamá

La Asociación de Armadores Panameños (ARPA) alertó este martes la importancia de que el país cuente con un plan nacional de contingencia contra derrames de hidrocarburos y sustancias contaminantes en el mar, debido al alto anclaje en la Bahía de Panamá.

En una nota de prensa, el retirado capitán de la armada de Argentina, Luis Vila, manifestó que Panamá además del plan contra derrames "fantasmas" necesita contar con políticas específicas en el uso de dispersantes.

A Vila le preocupa que Panamá y ninguno de los otros países de Centroamérica tienen una estrategia nacional para esa materia.

Recordó que recientemente Panamá ha sufrido varios sucesos de derrames en sus costas, que han generado algunas dudas, entre ambientalistas y expertos, sobre la velocidad de respuesta en la contención y mitigación a este tipo de incidentes, así como su origen, responsables e informe de los daños reales que estos han provocado.

“Detectado el hecho, lo único que tiene que hacer la AMP es enviar la embarcación y determinar dónde está el contaminante, cuál fue el buque y aplicar las sanciones correspondientes”.

Vila explicó que los derrames fantasma con frecuencia afectan la isla Taboga, ya que provienen de las embarcaciones ancladas en la bahía, los que llegan a la isla producto de las corrientes.

El capitán sugirió la posibilidad de que lo recaudado por la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) sea destinado para la limpieza de los derrames fantasmas. “Es necesario que la AMP tenga un software para saber hacia dónde se va a dirigir un derrame fantasma y que sea de beneficio de todo el sistema porque cuando tenemos información precisa de donde se va a dirigir en las 48 horas eso permite planificarse y poder controlar mejor un derrame y así los costos disminuyen y se protege más al ambiente”, aseveró.

Y agregó: “Detectado el hecho, lo único que tiene que hacer la AMP es enviar la embarcación y determinar dónde está el contaminante, cuál fue el buque y aplicar las sanciones correspondientes”.

En 2020, el país registró el derrame de 250 mil galones de combustible en la entrada pacífica del Canal de Panamá; mientras que en 2021 se dio otro derrame que contaminó el área cercana a Taboga, afectando el medio marino, la actividad pesquera, comercial y el turismo.