Temas Especiales

27 de Jun de 2022

Nacional

Panamá adopta Plan Nacional de Acción Climática y resolución para proteger a tortugas baula 

Ambas iniciativas buscan facilitar y garantizar las actualizaciones periódicas, en cumplimiento de los compromisos asumidos por el país 

Tortuga baula
Cría de tortuga de la especia baula o canalMiambiente

Con el objetivo de generar avances en los compromisos de protección ambiental, Panamá adoptó recientemente el Plan Nacional de Acción Climática (PNAC) y la resolución para proteger a las tortugas baulas, que se encuentra en estado crítico de extinción.

El presidente de la República Laurentino Cortizo y el ministro de Ambiente Milciades Concepción, firmaron el Decreto Ejecutivo N° 10 de 16 de junio de 2022, que crea el PNAC. 

El decreto avala la promoción de las acciones nacionales y sectoriales del país a largo plazo en materia de cambio climático, para facilitar y garantizar la implementación de la Primera Contribución Determinada a Nivel Nacional (CDN1) y sus actualizaciones periódicas, en cumplimiento de los compromisos asumidos como país ante del Acuerdo de París.

El Ministerio de Ambiente (Miambiente) informó que con el decreto se establece legalmente el Plan Nacional de Acción Climática de Panamá, que surge como un instrumento clave que concreta las acciones que permitirán alcanzar los compromisos marcados al año 2050 como meta para lograr una sociedad y economía sostenible, resiliente al cambio climático, carbono negativo e inclusiva, en línea con el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La Dirección de Cambio Climático, será el encargado de actualizar e implementar el PNAC de Panamá cada cinco años, con una vigencia hasta el año 2050, en articulación con la CDN1 y los compromisos internacionales adquiridos bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas de Cambio Climático (CMNUCC).

El PNAC sienta sus bases en 11 pilares estratégicos que son: energía, bosques, gestión de cuencas hidrográficas, sistemas marinos costeros, biodiversidad, agricultura, ganadería, y acuicultura sostenible, asentamientos humanos resilientes, salud pública, infraestructura sostenible, economía circular y transparencia climática.

Durante la décima Conferencia de las Partes de la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (COP10 – CIT), que tuvo lugar en Panamá se aprobó la resolución sobre la protección de las tortugas de la especie baula o canal.

Los delegados de esta conferencia adoptaron la resolución que plantea nuevas acciones para la protección de esa especie Dermochelys olivacea, la de mayor dimensión de esos quelonios y que se considera en estado crítico en la región.

Miambiente explicó que esta especie de tortuga ha sido reportada con poca presencia en el Pacífico. Los pescadores a veces mencionan que quedan atrapadas en sus redes en cantidades muy bajas. Sin embargo, en el Caribe la población es muy abundante en playas como Armila, en Guna Yala y en playa Chiriquí, en Bocas del Toro. Ahí trabaja Turtle Conservation por más de diez años y ayuda a que esta especie se puedan mantener.

La especie baula o canal es de color blanco que contrasta con el negro azulado del caparazón con pequeñas manchas blanco-rosa en el área dorsal. Las hembras demoran en intervalo de 2 o más años, 3 a 10 más por temporada con un promedio de 8 o menos por postura en el Pacífico y 113 en el Caribe.

A diferencia de otras especies, su caparazón está cubierto de piel y solamente presentan escamas que cubren todo su cuerpo cuando son novatos.