12 de Ago de 2022

Nacional

Llega el vicepresidente Carrizo a la mesa de diálogo entre el gobierno y Anadepo en Veraguas

La asociación reiteró que sus miembros no van a participar del nuevo diálogo convocado por el Gobierno en la ciudad capital

dialogo Veraguas
Gremios magisteriales y miembros de Anadepo en la mesa negociadora.Redes Sociales

Al cumplirse 12 días de protestas en Panamá por el alto costo de la vida, el vicepresidente José Gabriel Carrizo se trasladó a Santiago de Veraguas (unos 260 kilómetros al suroeste de la capital), donde se desarrolla el diálogo entre gremios y representantes del gobierno en busca de una solución a los reclamos que provocaron un estallido social.

El encuentro tuvo lugar en las instalaciones de la Biblioteca de la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena, convocado por los miembros de la Alianza Nacional por los Derechos del Pueblo Organizado (Anadepo), quienes rechazaron el diálogo impuesto por el Gobierno en Ciudad de Panamá, el cual fue suspendido y se reanudará el lunes.

Esta nueva jornada de conversación en Santiago de Veraguas inició a las 11:00 am con la presencia del viceministro de la Presidencia, CarlosGarcía; el ministro consejero de Facilitación de la Inversión Privada, José Alejandro Rojas; el secretario nacional de Energía, Carlos Staff; y el asesor de la Presidencia, Benjamín Colamarco y el defensor del Pueblo, Eduardo Leblanc, quien fungió como mediador de esta mesa.

Estudiantes reciben clases virtuales.

Meduca evalúa regresar a clases virtuales tras estallido social en Panamá

Lee más

Los gremios magisteriales y miembros de Anadepo manifestaron que esperan que los representantes del Gobierno lleven una mejor propuesta, ya que en la reunión de ayer jueves 14 de julio mantuvieron el precio del galón de combustible en $3.95, un precio que dista de los $3.25 propuestos por los grupos organizados.

Luis Sánchez, vocero de Anadepo, señaló que están dispuestos a llegar a un acuerdo con el Gobierno, siempre y cuando haya voluntad de parte de las autoridades de presentarl la propuesta que exigen.

Anadepo y AEVE mantienen su postura: el diálogo debe continuar donde inició (en Santiago de Veraguas), por lo que reiteraron que no acudirán a la capital a la nueva mesa de diálogo que convocó el Gobierno en el centro de convenciones de la Ciudad del Saber, la cual se instaló este jueves con la presencia e intervención del presidente Laurentino Cortizo.

En tanto, en la provincia de Chiriquí grupos indígenas tuvieron una reunión para solicitar que la mesa de diálogo con el Gobierno se traslade a este punto del país.

Diálogo con ausencias

Elena Cruz Guerra, nueva cacica de la Comarca Ngäbe.

Cacica de la Comarca Ngäbe Buglé manifestó su respaldo a las protestas

Lee más

Este jueves, con ausencia de los principales grupos que han estado protestando en todo el país, el presidente Cortizo instaló una mesa de diálogo en la capital, a la que asistieron funcionarios y representantes del sector transporte de carga y productivo, y miembros de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura y el Consejo Nacional de la Empresa Privada.

Por otra parte, el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Simulares (Suntracs), Saúl Méndez, confirmó que los diversos sindicatos y gremios aglutinados en la Alianza del Pueblo Unido por la Vida, no se van a sentar en la nueva mesa de diálogo que calificaron como el "diálogo del yo con yo".

Además, advirtió que no van aceptar imposiciones del Gobierno sobre las condiciones de esta mesa.

Este viernes se cumplieron 12 días desde que iniciaron estas jornadas de manifestaciones y cierres de vías a nivel nacional. Se instalaron dos mesas de diálogo, pero ninguna propuesta concreta parece ponerle fin a los reclamos de la población que se encuentra en las calles.

Los manifestantes reclaman el congelamiento del precio del combustible a $3.00 el galón, el control de precio de los alimentos de la canasta básica, y frenar el desabastecimiento y alto costo de los medicamentos.

A estos reclamos se suma el hartazgo como un propulsor del estallido social que envuelve al país, vinculado al mal uso de los fondos públicos, el aumento de la planilla y los múltiples escándalos de corrupción.

Se prevé que las manifestaciones y cierre de vías continúen a lo largo y ancho del país.