05 de Dic de 2022

Nacional

Presidente Cortizo firma Decreto Ejecutivo que aprueba la Estrategia Nacional del Ambiente 2021-2031

Será considerada como una herramienta para avanzar en la planificación de la gestión ambiental del país

Ambiente
Panamá durante la actual administración de gobierno ha logrado el aumento de las áreas protegidas marinas en un 30 % y la condición de país carbono negativo.Cedida

El Decreto Ejecutivo No. 12 de 12 de septiembre de 2022, que aprueba la Estrategia Nacional del Ambiente 2021-2031 denominada Gestión Ambiental para la Restauración de los Ecosistemas y el Desarrollo Sostenible e Inclusivo, fue firmado este lunes por el Presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen.

Se trata de una iniciativa del Ministerio de Ambiente, formulada y coordinada con instituciones del Estado panameño, que tienen competencia ambiental y forman el Sistema Interinstitucional del Ambiente (SIA).

Esta estrategia será considerada como una herramienta para avanzar en la planificación de la gestión ambiental del país como parte de los esfuerzos nacionales para lograr el desarrollo sostenible con equidad e inclusión social y en armonía con el ambiente, en consonancia con las demás políticas, estrategias y planes ambientales nacionales vigentes.

La ENA 2021 - 2031, complementa y consolida los logros e impacto positivos sobre la conservación y gestión sostenible de los recursos naturales de este gobierno. Así como también sobre la diversidad biológica, cambio climático, ordenamiento ambiental, seguridad hídrica, control y supervisión, educación ambiental entre otros.

El Decreto Ejecutivo No. 12 que aprueba la Estrategia Nacional del Ambiente 2021-2031 denominada Gestión Ambiental para la Restauración de los Ecosistemas y el Desarrollo Sostenible e Inclusivo, también fue promulgado este lunes en la Gaceta Oficial de la República de Panamá.

Panamá ha logrado el aumento de las áreas protegidas marinas en un 30 %, la condición de país carbono negativo (de un total de tres países en el mundo), así como también frenar la deforestación galopante que vivía Panamá desde años anteriores y aumentar la cobertura boscosa en un 3% del territorio nacional