09 de Dic de 2022

Nacional

Surgen primeros nombres de supuestos beneficiarios de coimas de Odebrecht

Hasta el segundo día de esta audiencia preliminar, han sido leídas las primeras 238 páginas de esta vista fiscal que cuenta con 931 fojas

Surgen primeros nombres de supuestos beneficiarios de coimas de Odebrecht
La audiencia preliminar continúa hoy miércoles a partir de las 9:00 de la mañana.Cedida

La audiencia preliminar por el caso Odebrecht fue retomada ayer martes, y durante la lectura de la vista fiscal se empezaron a conocer los relatos de varios de los indagados en este proceso que vinculan a los exministros Federico Suárez, Demetrio Papadimitriu, Jaime Ford y Frank De Lima, en la presunta comisión del delito de blanqueo de capitales.

También surgió el nombre del exministro de Vivienda y excandidato presidencial José Domingo Arias; de igual manera se mencionaron algunas firmas de abogados encargadas de la apertura de sociedades para la empresa Odebrecht.

Durante la lectura de la vista fiscal fueron mencionadas algunas de las sociedades anónimas que fueron creadas para canalizar el dinero que salía de la empresa Norberto Odebrecht para lograr los contratos de obras públicas licitadas durante el gobierno del expresidente Ricardo Martinelli.

Los nombres de los hijos del exgobernante –Luis Enrique Martinelli y Ricardo Martinelli Linares– también salieron a relucir en la lectura de las primeras 238 páginas de esta vista fiscal, que consta de más de 900 páginas.

En el documento de la fiscalía se hace alusión a las revelaciones del abogado Mauricio Cort, testigo clave de la fiscalía en este caso, y que se señala como un testaferro que gestionaba cuentas y sociedades anónimas para el pago de sobreprecios en obras de infraestructura a través de Odebrecht.

En su indagatoria Cort, quien logró un acuerdo de pena con la fiscalía, habría dado detalles sobre el destino final de varios millones de dólares recibidos de la sociedad Aeon Group, que pertenecía al sector de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, a través de la cual se pagaban estas coimas.

El destino final de parte de esos recursos serían presuntamente los hermanos Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, además de algunos exministros de Estado.

De los exministros Frank De Lima y Demetrio Papadimitriu se dijo que ambos tenían mucha injerencia en grandes obras de infraestructura en este país, por su aparente buena relación con André Ravelo, en su momento jefe de Odebrecht en Panamá.

Sobre De Lima se hicieron señalamientos acerca de la compra de propiedades y fincas.

José Luis Saiz Villanueva y Olmedo Méndez Tribaldos, supuestos testaferros del exministro de Economía y Finanzas, revelaron cómo el dinero de los sobornos habría llegado a los beneficiarios finales.

José Luis Saiz Villanueva mencionó a De Lima de haber recibido pagos de Odebrecht.

De Lima señaló en su indagatoria que él no era el ministro del MEF cuando se licitó la mayoría de las obras con Odebrecht, por lo que dijo no entender su vinculación con la empresa brasileña, ya que la que realiza los pagos de los proyectos es la institución contratante.

Sobre De Lima se hace alusión en la vista fiscal al movimiento de dinero para la compra de fincas y supuestos pagos de consultorías ficticias.

Según la vista fiscal, presuntamente se lavaba también dinero a través de la compra y venta de carros, actividades prestamistas y más.

De Papadimitriu se señaló que sociedades vinculadas al exministro y a su madre habrían recibido fondos a través de la banca de Andorra, de parte de los bancos que eran utilizados por la empresa Odebrecht para hacer estos pagos.

Mientras que del exministro de Obras Públicas Jaime Ford Castro, Jorge Enrique Espino, supuesto testaferro del exministro, quien llegó a un acuerdo de colaboración con la fiscalía, señaló a Ford de ser presuntamente el beneficiario final de un depósito millonario a través de una de sus sociedades.

También fue señalado por Espino como el contacto para realizar acercamientos con Odebrecht y conseguir inversionistas para lograr la construcción de una hidroeléctrica, negociando porcentajes de las acciones del proyecto.

Ford Castro, en su indagatoria, dijo que era inocente de los cargos que se le formulan, por no ser propietario de ninguna sociedad y por no mantener cuentas en el extranjero.

Según Ford Castro, a estos inversionistas los conoció a través de André Ravelo.

Mauricio Cort también mencionó al exministro Federico Suárez como parte de esta trama, a quien citó a su despacho y le hizo entrega de un contrato con una sociedad con la cual se justificaría el recibo de dinero que efectivamente habría recibido de Odebrecht.

Según Cort, luego de esto el exministro Suárez le habría comentado sobre las razones por las cuales estas transacciones se habían hecho en el exterior, debido al tema de confidencialidad, seguridad, y para evitar posteriormente ataques políticos.

Court detalló que en este caso, el agente de pago deja de ser la sociedad Clean Field y pasa a ser la sociedad Aeon Group y destacó que Suárez, en múltiples ocasiones, le solicitó el estado de cuenta para verificar cuánto dinero había ingresado. “Con base en estos depósitos que quedaban en la cuenta del señor Suárez se tomaban decisiones sobre el destino del dinero y a donde se giraba”, se detalla en la vista fiscal.

Se hizo referencia a la compra de un PH por instrucciones directas de Suárez y la adquisición de un terreno en Costa del Este, del cual el exministro Suárez acabaría siendo el propietario del 50%.

También se menciona que para otra transacción se utilizaron los fondos de Aeon Group por petición directa de Ricardo Martinelli Linares para la compra de un terreno en Ocean Reef Island por la suma de $2 millones, por el cobro de unos reaseguros y la adquisición de unos locales comerciales a la Sociedad Promotora y Desarrollo Los Andes, a finales de 2012 e inicios de 2013.

Audiencia se reanuda a las 9:00 a.m.

Tras la lectura de las primeras 238 páginas de esta vista fiscal, la jueza Baloisa Marquínez decretó un receso hasta las 9:00 de la mañana de hoy para continuar con la lectura de la misma.

Al salir del salón de audiencias, el abogado del expresidente Martinelli Alfredo Vallarino cuestionó que la fiscal superior Anticorrupción Ruth Morcillo señale que tenga ya 12 condenas en este caso y que se hayan mencionado cerca de 200 sociedades en el proceso y que estas no estén todas en este expediente, al igual que algunos banqueros.

“Pregúntenle a la fiscal por qué de las 200 sociedades que están mencionadas allí ninguna está aquí, como sí lo han hecho con las empresas de mi defendido”, dijo.

Aseguró que ninguna de las sociedades señaladas está vinculada con su representado.

“Lo importante de esto es la trazabilidad y que traten de demostrar que un dólar de esto llegó a Ricardo Martinelli”, precisó Vallarino.

Al respecto, la fiscal Morcillo manifestó que parte de la vista fiscal leída el día de ayer reveló cómo operó el esquema de blanqueo de capitales con la participación de particulares y exfuncionarios, entre ellos exministros de Estado.

Frente a lo señalado por el abogado Vallarino, la fiscal Morcillo manifestó que esperará el escenario de la argumentación de la defensa. “Cada uno defenderá sus argumentos, las pruebas están en el expediente”, afirmó.