30 de Nov de 2022

Nacional

Roberto Zúñiga cuestiona el clientelismo; Manuel Quintero demanda transparencia

Zúñiga, precandidato de Vamos a diputado por el 8-4, apuntó que el clientelismo se combate con propuestas. Quintero, que aspira a ser concejal en Betania, apunta a la transparencia como pieza clave de la democracia

Roberto Zúñiga cuestiona el clientelismo;Manuel Quintero demanda transparencia
Zúñiga (d), precandidato a diputado, y Quintero (i), precandidato a representanteEduardo Dutary | La Estrella de Panamá

La fuerza del dinero y los tejidos clientelares en la política fueron algunos de los temas tratados este jueves en el programa “Portada” de La Estrella de Panamá.

Para Roberto Zúñiga, abogado y precandidato por la libre postulación a diputado en el circuito 8-3, ambos males se deben enfrentar “con propuestas”.

“Mi campaña es de propuestas (...) me piden dame un salve, yo (digo) lo siento, si usted está aquí porque piensa que yo le voy a dar algo, usted se está condenando por los próximo años. Trato de ir con ese discurso y la gente entiende”, manifestó Zúñiga, quien calificó la recolección de firmas como un “proceso de dignidad”, en la medida que permite “trabajar la conciencia ciudadana” de la población.

Zúñiga, que forma parte de la coalición Vamos, dijo que deben ser investigados todos los casos de posibles prácticas clientelares, incluyendo aquellas que puedan darse entre las propias filas de Vamos.

“El que cometa un acto de clientelismo o que pague una firma está cometiendo un delito y es algo inmoral”, dijo el precandidato, que cuestionó la desigualdad que existe con el costo de la app de firmas del Tribunal Electoral.

Por su parte Manuel Quintero Belda, economista y precandidato por la libre postulación a representante de Betania, considera que en Panamá la democracia está en duda por cuanto la participación política se mide con “quién tiene más dinero”.

“Con la cantidad de problemas económicos que tiene la gente, gastarse $100 mil en una elección para diputado me parece algo bochornoso (...) esta situación, como economista te diría que es absurdo”, subrayó Quintero.

En opinión del también docente universitario, esa danza de dinero permite que quienes asuman cargos de elección, trabajen en función de recuperar la “inversión” para llegar al poder y allí utilizar al Estado “para que te den los contrato, recibir coima (...) es el asalto de lo público desde lo privado”.

“Nadie recuerda que (Ricardo) Martinelli llegó al gobierno y una de las primeras cosas que hizo fue bajarle el impuesto al supermercado; (Juan Carlos) Varela llega al gobierno y cambia los impuestos al alcohol, entonces, están legislando para si mismos”, señaló.

Sobre esto último, Quintero indicó que esta situación se expresa en la “desconexión” entre la población y el actual gobierno y la Asamblea.

“Es como si el presidente (Laurentino Cortizo) hablara de otro país y los diputados no estuvieran claro que hay mucha desigualdad y solo se están preocupando por ellos”, señaló.