02 de Dic de 2022

Nacional

Indígenas y gobierno vuelven a la mesa por hidroeléctrica Chan 75

Los indígenas afectados por la construcción del proyecto reclaman el cumplimiento de un acuerdo tripartito

Indígenas y gobierno vuelven a la mesa por hidroeléctrica Chan 75
La reunión entre indígenas y el gobierno fue en David, Chiriquí.Cedida

El gobierno y los indígenas de Charco La Pava afectados por la construcción de la hidroeléctrica Chan 75 retomaron las negociaciones sobre el acuerdo tripartido. En la mesa hay cuatro puntos, incluyendo un fideicomiso de $500.000 para proyectos ambientales dentro del Bosque Protector Palo Seco.

La titulación de tierras colectivas, desarrollar programas sociales en la comunidad en materia de educación y salud, incluyendo infraestructura; hacer consultas para el fideicomiso para proyectos ambientales y las compensaciones individuales que debería pagar la empresa Aes a los indígenas afectados por la construcción de la hidroeléctrica, que entró en operaciones a mediados de 2012.

Los indígenas se quejan de que en la pasada administración gubernamental no se hizo efectivo el fideicomiso, y desde 2009 mantienen una demanda contra el Estado en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En la reunión participaron, además de los indígenas, representantes de la Cancillería, Defensoría del Pueblo, el Ministerio de Gobierno, el Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos, el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humanos, entre otras entidades.

El abogado Víctor Martínez, asesor del Ministerio de Gobierno y durante 2009 y 2010 garante del acuerdo tripartista entre los indígenas y el entonces gobierno de Ricardo Martinelli, dijo que en la reunión del pasado miércoles se hicieron “grandes avances” para lograr un acuerdo de manera definitiva con los indígenas, y que el próximo miércoles se volverán a reunir.

Con la construcción de la hidroeléctrica Chan 75, los indígenas debieron salir de sus fincas porque quedaron bajo el agua, y desde entonces han venido reclamando acuerdos económicos y sociales. Martínez indicó que el compromiso del gobierno es cumplir con los acuerdos alcanzados por la construcción de la hidroeléctrica.